La musculatura del suelo pélvico responde en masa

De un tiempo aquí, seguramente porque presto mayor atención o porque tengo mayor conocimiento sobre el tema del suelo pélvico debido en gran parte a lecturas muy enriquecedoras que he tenido a mi alcance, escucho que es muy importante trabajar el músculo puborectal si queremos evitar pérdidas de orina o incontinencia y que los ejercicios de kegel son muy recomendable para conseguir tal fin, o contracción voluntaria de suelo pélvico como me gusta llamarlo a mí.

 

¿Y yo os pregunto, realmente pensáis que podemos diferenciar la contracción de este musculo del resto de músculos que forman el diafragma pélvico? O mejor dicho, ¿realmente creemos que podemos contraer un músculo de cualquier parte de nuestro cuerpo sin que los músculos vecinos y que están íntimamente relacionados se enteren?

 

¿Realmente podemos contraer un músculo de cualquier parte de nuestro cuerpo sin que los músculos vecinos y que están íntimamente relacionados se enteren?

 

Que no os engañen, el suelo pélvico, responsable de la función de sostén de los órganos pélvicos entre otras funciones, responde en masa, esto quiere decir que no podemos contraer un músculo aislado de todos los que lo conforman igual que no podemos contraer ningún músculo de nuestro cuerpo sin que otros que se encuentran cercanos también intervengan porque no habría movimiento posible.

 

Pero esto no quiere decir que no se pueda hacer más presente una parte de ésta musculatura según nos interese que la notemos más o menos, adoptando diferentes posiciones por ejemplo de nuestras piernas y de nuestro cuerpo e incluso jugando con la gravedad o manteniendo un punto de contacto o de apoyo en nuestra pelvis.

 

Así que experimentad con vuestro cuerpo y buscar mayor numero de posibilidades que estimulen de diferentes maneras vuestra musculatura, ya que el suelo pélvico al igual que cualquier musculatura del cuerpo necesita variedad de estímulos.

Pilates puede ser una rutina de ejercicios NO hiperpresiva y no dañar el suelo pélvico

Empezamos la semana con la revisión de este interesante artículo “Intra-abdominal pressure during Pilates: unlikely to cause pelvic floor harm” publicado en la International Urogynecology Journal por Coleman, T.J., Nygaard IE, Holder DN, Egger MJ y Hitchcock R en Febrero de este año (2015).

 

Un título atractivo que nos lleva a reflexionar sobre un tema tan polémico en estos tiempos como es la presión intra-abdominal (IAP) generada durante la ejecución de las rutinas de ejercicios de Pilates Mat y Reformer.

 

Para ello Coleman y su equipo realizó el estudio con 20 mujeres sanas de entre 22 y 59 años que realizaron una selección de 22 ejercicios (11 de Mat y 11 de Reformer) llevando a cabo las mediciones utilizando un transductor de presión intravaginal inalámbrico.

 

Después deregistrar la IAP en los diferentes ejercicios y comprobar que no es mayor que la presión nitra-abdominal que se puede generar durante la marcha, Coleman et al. concluyen que se puede llevar a cabo una rutina de ejercicios de pilates NO HIPERPRESIVA siempre y cuando evitemos aquellos ejercicios que según su estudio estadísticamente podrían elevar la IAP por encima del máximo considerado como peligroso, sino los ejercicios que provocarían ese aumento los “Roll-ups”.

 

Creemos que es importante saber cómo responde la musculatura del suelo pélvico (MSP) sana cuando hay un incremento de IAP y para ello sería conveniente recordar como Hodges y al. (2007) enunciaron la hipótesis de que la actividad de los MSP podría estar relacionada con periodos en los que aumenta la IAP debido a la propia respiración o movimientos de los brazos para dar respuesta a las demandas de continencia y control de las vísceras pélvicas.

 

Sin olvidar que en un estudio anterior no se encontró relación entre la presencia de incontinencia y la presencia o ausencia de hábitos deportivos en las personas (Nygaard,1990), ahora que el hábito deportivo es la norma más que la excepción entre las mujeres, deberíamos tener en cuenta que la incontinencia durante el ejercicio no es algo inusual en nuestros días.

 

Por lo tanto, es importante que llevemos a cabo rutinas de ejercicios que no favorezcan las maniobras de Valsalva (Spahlinger et al. 2014) controlando las correctas sinergías entre respiración, diafragma y musculatura abdominal (Talasz, 2009) y que la selección de los ejercicios de la rutina sea cuando menos no hiperpresiva (Coleman et al., 2015), como recomienda el estudio que os hemos querido presentar hoy, para poder garantizar así una buena salud pélvica entre la población.

 

Bibliografía:

 

Coleman, T.J., Nygaard, I.E., Holder, D.N. Egger, M.J., Hitchcock, R., 2015. Intra-abdominal pressure during Pilates: unlikely to cause pelvic floor harm. International Urogynecology Journal. [Epub ahead of print]

 

Hodges, P.W. and Sapsford, R. and Pengel, L.H.M., 2007. Postural and respiratory functions of the pelvic floor muscles. Neurourology and Urodynamics, 26 (3), p. 362–371.

 

Nygaard I, DeLancey JO, Arnsdorf L, Murphy E. Exercise and incontinence. Obstet Gynecol. 1990 May;75(5):848-51.

 

Spahlinger, D. M. and Newcomb, L. and Ashton-Miller, J. A. and DeLancey, J. O. L. and Chen, Luyun, 2014. Relationship between intra-abdominal pressure and vaginal wall movements during Valsalva in women with and without pelvic organ prolapse: technique development and early observations. International Urogynecology Journal, 25 (7), p. 873–881.

 

Talasz, H., Kofler, M., Kalchschmid, E., Pretterklieber, M., Lechleitner, M., 2009. Breathing with the pelvic floor? Correlation of pelvic floor muscle function and expiratory flows in healthy young nulliparous women. International Urogynecology Journal, 21 (4), p. 475–481.

El óxido nítrico: una molécula importante para la salud de toda mujer

Una tarde muy productiva la de ayer, releyendoLos placeres secretos de la menopausia” de la Dra. Christiane Northrup, lectura más que recomendada para todo el mundo, sobre todo mujeres estén o no en este momento de su vida.

En algún post anterior ya os nombramos al oxido nítrico, pero hoy vamos a darle mayor protagonismo, ya que es un gas poco o nada conocido.

Pertenece al grupo de los radicales libres, pero éste es de los buenos, y es que como ya habréis intuido, al igual que el colesterol, también hay radicales libres “buenos y malos” y el oxido nítrico es sin duda el mejor de todos.

Este gas esta formado por un átomo de nitrógeno y otro de oxigeno y cuando se produce en el ambiente, fuera del organismo, es un gas contaminante, tóxico. Por contra, el oxido nítrico que se produce en el interior del cuerpo es muy beneficioso. Cuanto más oxido nítrico produzca tu cuerpo más sana y feliz estarás y como indica la Dra. Northrup: “Es la madre de las moléculas del agrado y encima no es ilegal, ni inmortal, ni engorda!”.

El oxido nítrico que se produce en el interior del cuerpo es muy beneficioso. Cuanto más oxido nítrico produzca tu cuerpo más sana y feliz estarás. Es la madre de las moléculas del agrado y encima no es ilegal, ni inmortal, ni engorda!. (Northrup C., 2009)

Si nuestro cuerpo produce suficiente cantidad, las células se mantendrán sanas y en buen funcionamiento, pero si su nivel es bajo las células comenzarán a deteriorarse, preparando el escenario para achaques, dolencias y enfermedades degenerativas que por norma general acompañan al envejecimiento aunque no siempre tiene que ser así, como por ejemplo: diabetes, cardiopatías, cáncer, artritis…, por no hablar de otros factores de riesgo como la obesidad, sedentarismo, la mala alimentación, el tabaco, el alcohol, el estrés y las emociones negativas entre otras.

Según Northrup, podemos considerar al oxido nítrico como la molécula que determina la salud física, emocional, espiritual y sexual de las mujeres menopausicas. Desde nuestro punto de vista, en Woman Sport and Pelvic Floor os decimos que lo es para todas las mujeres en general, independientemente de la etapa de la vida en la que se encuentren.

Cuando experimentamos placer o nos sentimos en calma, vibrantes y sanas liberamos oxido nítrico sobre todo en el revestimiento de los vasos sanguíneos pero que se difunde rápidamente en todas direcciones, atravesando las paredes celulares y llevando sus mensajes de salud y bienestar a todo el cuerpo, incluido el cerebro.

A continuación citaremos algunas recomendaciones para conseguir que nuestro cuerpo genere el nivel máximo de oxido nítrico:

• Relaciónate con personas positivas y que te aporten algo
• Se optimista o ten pensamientos positivos
• Come sano
• Haz actividad física
• Regálate un ratito para ti donde poder hacer algo que te llene, que te guste, que te relaje
• Vive de corazón y apasionadamente

Lo único malo con respecto a éste gas es su corta vida, ya que dura tan sólo unos pocos segundos, así que es muy importante que el cuerpo la produzca con regularidad y en función de nuestras necesidades y para ello necesitamos introducir más placer en nuestra vida y aprender a cultivarlo.

Es muy importante que el cuerpo la produzca con regularidad y en función de nuestras necesidades y para ello necesitamos introducir más placer en nuestra vida y aprender a cultivarlo.

Disfrutad del fin de semana y recordad que hay que «oxidonitrarse».

Links de interés:

www.drnorthrup.com

Bibliografía:

Northrup, C. (2009) Los placeres secretos de la Menopausia. Ed. Urano.

Cuidar las fascias nos ayuda a sentir más placer. Fascia en Femenino

Hoy es el Día Internacional de la Mujer, y como tal queremos celebrarlo con un post dedicado a todas vosotras y a la Fascia en Femenino.

El bienestar es importante, pero estar bien pasa por que haya mas momentos de placer que de dolor y aquí la fascia juega un papel importante, sobretodo en la mujer.

La fascia es el órgano sensorial más extenso del organismo. También llamada «órgano secreto«, en ella se encuentran gran cantidad de terminaciones nerviosas susceptibles de transmitir información de placer y dolor que se verá influenciada por los niveles hormonales a lo largo de los ciclos de la vida. 

Desde un punto de vista endocrino, el equilibrio entre los niveles de las diferentes hormonas es la clave para mantenerse lejos del dolor (y la enfermedad), porque no se trata solo de una, sino de la suma de todas lo que marcará la diferencia entre bienestar y malestar tanto fisiológico como sensorial. 

Desde el punto de vista estructural, la buena salud y el equilibrio en nuestro «órgano secreto«, siempre receptivo a los estímulos que lo rozan, tocan, aprietan, relajan, deslizan, transpiran y acarician, nos permitirá sentir más placer, disfrutar más de cada instante y momento de la vida.

Esto me hace pensar en esa frase que dice «la vida no se mide por las veces que respiras,sino por aquellos momentos que te dejan sin aliento».

Feliz 8 de Marzo chicas, pero no lo disfrutéis/celebréis solo hoy, sino cada día, todos los días!



El suelo pélvico va más allá de su anatomía muscular.

Conocer el suelo pélvico va más allá de saber su anatomía, es necesario conocer y tener en cuenta la región lumbopélvica. ¿Por qué?.

Si hablamos de suelo pélvico nos encontramos en una de las estructuras que se localizan en medio de un campo de transmisión de fuerzas entre tronco y extremidades que juega un papel muy importante en la estática y la dinámica de la persona.

Un sistema móvil que influencia el comportamiento tanto proximal como distal y que está influenciado por multitud de factores, no solo estructurales, sino también psicológicos, viscerales, sociales…

La organización ligamento-aponeurotico-fascial que encontramos en el complejo lumbopélvico es tan importante o más que el mismo suelo pélvico, sus músculos, tejidos y órganos asociados.

Cuando hablamos del periné y del suelo pélvico, debemos saber que todas las estructuras están interrelacionadas, que todas las estructuras se influencian, que la rigidez local (articular, visceral o muscular) supone una problema global que derivará en disfunción refleja proximal o distal, pero en definitiva disfunción.

Cuando hablamos de suelo pélvico hay que abrir los ojos y mirar más allá. Ser capaces de prevenir a través del conocimiento, y aquí añado un «prevenir a través del movimiento«.

Cuando oigamos hablar de suelo pélvico, hagámoslo con criterio, y no nos dejemos convencer por cualquier explicación.

Feliz miércoles perineal!

Relaciones del suelo pélvico: pelvis, columna, movimiento, respiración y postura

Las relaciones del suelo pélvico van más allá de músculos, órganos y tejido conectivo que encontramos en esta región.

Los componentes óseos de la pelvis son eje estructural de vital importancia en la postura y en la transmisión de fuerzas desde las piernas a la columna vertebral y por tanto esta región osteo-mio-ligamento-fascial es centro del movimiento.

Acabamos de conectar con una sola frase suelo pélvico y columna vertebral, por lo que tenemos que hablar de estabilización lumbar, y para eso hay que referirse a la fascia toracolumbar (FTL). Pero no solo gracias a la fascia toracolumbar viven la mujer y el hombre, cada vez son más las evidencias sobre las múltiples funciones e importancia de la musculatura suelo pélvico.

Volviendo a nuestro tema, el periné, hay que recordar que estructura, respiración y postura son el trinomio profundo del tan reconocido y estudiado CORE, término que nos lleva de vuelta a la FTL y que basándonos en la evidencia científica, ha quedado demostrado que:

  1. Existen conexiones entre el Gluteus maximus (GMax) y la FTL lo que ayuda a la estabilización de las articulaciones sacroiliacas (ASI). (+info aquí)
  2. Existen conexiones entre el Gluteus maximus (GMax), la cintilla iliotibial y la fascia lata contribuyendo a la estabilidad de rodilla y cadera. (+info aquí)

Como seres humanos que somos, como organismos vivos, nuestro cuerpo no está formado por partes o “piezas”. Es imposible separar una región de sus relaciones con otros elementos de nuestra forma. Organismos VIVOS repito, organismos para la vida. Elementos, sistemas, mecanismos, funcionamientos interdependientes…, así es la maravillosa obra en la que viajamos a lo largo de nuestra vida.

Esta publicación de hoy es una llamada a la reflexión ahora que la temática sobre la “mujer” está de moda, y más aún el suelo pélvico, nuestro periné.

Nuestro suelo pélvico va más allá de músculos, órganos y tejido conectivo. Somos movimiento, y el movimiento es vida. Al igual que un dolor de espalda no es tan solo un problema local, utilicemos nuestros cerebros funcionales para el entrenamiento, prevención y recuperación funcional de cada parte de nuestros cuerpos. Hagamos conexiones entre nuestros trabajos, hagamos más el amor y menos la guerra entre nuestras profesiones, construyamos algo que mejore de verdad la salud de las personas.

Un fuerte abrazo y feliz fin de semana.

El orgasmo, uno de los mejores métodos para ejercitar el suelo pélvico femenino

Muchas veces, me preguntáis cual es en mi opinión el «mejor» método o ejercicio para trabajar/fortalecer el suelo pélvico.

Siempre contesto lo mismo, y es que la naturaleza es sabia, y nos ha dotado del mejor mecanismo de entrenamiento para la musculatura de la región pélvica: el orgasmo.

A continuación os cuento por qué.

Según el Annual Review of Sex Research (Meston, 2004) el orgasmo en la mujer es una sensación sublime, fuera de lo común, cambiante y temporal, de intenso placer que genera un estado alterado (expandido) de consciencia, usualmente acompañado por contracciones involuntarias y rítmicas de la musculatura pélvica que rodea la vagina.

Pero su importante y revelador papel sobre el trabajo funcional de la musculatura pélvica va más allá de una mera definición. Con frecuencia, durante el orgasmo femenino, ocurren de manera simultánea contracciones uterinas y en la zona anal (Meston, 2004), liberándose a su vez en el interior de nuestro organismo un radical libre llamado óxido nítrico, capaz de generar placer, bienestar, alegría y un óptimo funcionamiento celular (Northrup, 2009).

Estos datos, transforman lo que hasta ahora considerábamos tan solo una experiencia física placentera en una herramienta que conecta a niveles fisico, mental y emocional. Puede que así tengamos una mirada diferente sobre la medicina, neurofisiología y psicología…

Durante el orgasmo femenino se producen contracciones simultáneas y rítmicas de los músculos del suelo pélvico, la vagina, el cérvix, el útero y el esfínter anal. Estas contracciones serán muy intensas y seguidas al principio (cada 0,8 segundos), reduciendo la intensidad y espaciándose en el tiempo a medida que fluya la descarga de energía acumulada.

¿Por qué el orgasmo como un método efectivo y funcional para el fortalecimiento de la musculatura del suelo pélvico?. Según los expertos, un orgasmo intenso puede tener entre diez y quince contracciones por segundo de la musculatura pélvica, mientras que un orgasmo moderado puede contener de tres a cinco (Masters y Johnson, 1987).

Ya sabéis, según los expertos… , a entrenar y a disfrutar o dicho de otro modo a disfrutar del entrenamiento.

Bibliografía:

Komisaruk, B.R., Beyer-Flores, C. y Whipple, B. (2006). The science of orgasm .

Masters, W.H., Johnson, V.E. y Kolodny, R.C. (1987). La sexualidad humana. Tomo 1.

Meston, C.M., Levin, R.J., Sipski, M.L., Hull, E.M. y Heiman, J.R “Women’s orgasm”. Annual Review of Sex Research , 2004, 15: 173-257.

Northrup, C. (2009). Los placeres secretos de la menopausia. Ed. Urano.

Ascen Morales Specialist Wellness Coach for «Perimenopausal & Beyond» Females

Pueba superada!!!.

Acabo de recibir desde Burrell Education mi certificado de Specialist Wellness Coach for «Perimenopausal & Beyond» Females.

Muchas gracias Jenny, Michelle, Jessica y al Integrative Pelvic Floor Institute.
Ahora pensando en seguir compartiendo lo aprendido con todas vosotras y en nuevos retos de formación con Burrell Education.

Thank you very much Jenny Burrell, Michelle Lyons, Jessica Drummond and The Integrative Pelvic Floor Institute.

Thinking about our next challenge with Burrell Education .

Importancia de la relación tensión – relajación en la musculatura del suelo pélvico

Hola de nuevo, tras unos días intensos de formación en Chile, volvemos con las publicaciones de la página.

Hoy os hablaremos de la importancia de la relación TENSIÓN – RELAJACIÓN en la musculatura de nuestro suelo pélvico, porque no todo lo que tiene que ver con fuerza es pura contracción.

Nuestro suelo pélvico además de contar con más de un 70% de tejido conectivo organizado y repartido a diferentes niveles, relacionando órganos con otras estructuras, también tiene fibras lisas y estriadas repartidas entre músculos y órganos.

Por eso Anderson y cols. nos recuerdan en una publicación en el Journal of Urology de 2006 que la TENSIÓN ANORMAL EN LA MUSCULATURA LISA Y ESTRIADA CAUSA DOLOR, EVACUACIÓN ANORMAL Y DISFUNCIÓN SEXUAL abogando por un trabajo que además de proponer la contracción, cuente con un tiempo de relajación para evitar los dolores asociados a la disfunción de esta región de nuestro cuerpo.

Citando 17 referencias más en su propuesta, nos recuerda que el impacto de los problemas pélvicos y el síndrome de dolor pélvico en la función sexual, están menospreciados.

Recordemos que suelo pélvico tenemos todas y todos. Y es responsabilidad de todas y todos trabajarlo para mantenerlo vivo y activo .

Para poder contraer de forma efectiva, para poder sentir si hay contracción o no cuando entrenamos/ejercitamos nuestro suelo pélvico, es necesario una relajación previa del territorio abomino pélvico. Su efectividad está demostrada, así que…, a que esperas para integrarlo en tu rutina de ejercicios.

Salud(os)