MÉDULA ESPINAL, DISCOS INTERVERTEBRALES Y UNA DESPEDIDA : Intensive Dissection Workshop (Edimburgo 07.2013)



Ayer fue el sexto y último día del Intensve Dissection Workshop en St Andrews.


42 horas en el laboratorio, otras muchas en el ordenador apuntando las cosas, los detalles para escribir este pequeño diario de un viaje al interior del cuerpo, y el resto “taking care of myself” (que dice mucho más en inglés que un simple cuidándome).


Ayer fue un día especial, nos despedimos definitivamente de Joy, Alex, Shiny, e Isadora.

El destino hizo que se cruzaran nuestros caminos, y cuando llegó el momento de separarnos definitivamente, sentí que debía tanto a las cuatro personas que un día decidieron donar sus cuerpos…

Tanto respeto…,

Tanto agradecimiento a ellos y a sus familias…

Tanto AMOR…, porque me parece que esta es la única palabra que puede expresar de verdad lo que sientí en el momento de separarnos. Un amor profundo por aquellos que de forma tan desinteresada nos hicieron este regalo. 

¿Regalo? . Por supuesto que si, la mañnana de ayer fue un regalonpara mi.

La médula espinal de Joy:


La víspera Chris y yo estuvimos trabajando meticulosamente sobre la columna y el craneo de Joy preparando el terreno para intentar ver el Sistema Nervioso Central (cerebro, médula espinal y nervios espinales) al completo.

Fue un trabajo de fuerza porque había que liberar la parte posterior de la columna vertebral de Joy sin dañar la duramadre (el envoltorio de la médula espinal). 



Para que os hagáis una idea, es como cuando los bomberos tiene que desencarcelar a una persona en un accidente de tráfico. Utilizan las tijeras hidráulicas para poder liberar al herido, pero siempre teniendo cuidado de no causarle ningún daño durante la maniobra.




Nuestra estrategia funcionó. Pero todavía se me tensa la mandíbula, como si fuera un reflejo de la tensión que sentí llevando a cabo de este trabajo. 

Aún puedo sentir la respiración de Chris en mi cara y el latido de mi corazón acelerado a la vez que intentaba mantener el pulso firme para no dañar la médula espinal de Joy cuando entre los dos intentábamos “desencarcelar” el canal sensitivo – motor del cuerpo humano.

Buff, todavía se me ponen los pelos de punta.

La disección nos da otra visión del cuerpo humano, una perspectiva tridimensional real sobre quién está dónde y cómo.



La sensación que tengo al hacer esto, es como cuando desmontas un aparato. Antes de sontar ningún tornillo, antes de desconectar un cable, observas todo con una atenta mirada, prestando atención a todos y cada uno de los detalles del montaje original.






Esta semana, ha cambiado mi forma de entender de la anatomía. Cuando pienso en una estructura, mi forma de visualizarla y sentirla va de fuera hacia adentro.






Desde una visión global, integrada en el organismo pudiendo hacer un zoom en los más pequeños detalles. 


Casi sin darnos cuenta, ahí estaba, la médila espinal de Joy, que nos c¡recibió con sus nervios abiertos, dispuesta a contarnos sus relaciones con la columna vertebral.





La médula espinal de Joy nos susurró como sus “brazos nerviosos” se pasan la vida bailando al ritmo del movimiento, cómo se crispan si cualquiera de los asistentes al baile de la vida les presionan (sin dar más importancia a los discos intervertebrales que a los vasos, que a los huesos o a los órganos). Cada gesto, perfectamente sincronizado.




De la conversación que tuvimos puedo deciros que tiene un cracter muy flexibe, que se adapta a los movimientos craneo – sacrales, y sabe que esto les encanta a los osteópatas, pero también se adapta cada movimiento de brazos o piernas. 



Cuando te mueves, también mueves tu sistema nervioso, tus vasos sanguineos, tus ganglios linfáticos, todo bajo la percusón rítmica de tu corazón que es un diapasón, es el diapasón que late en tí.


Podría pasar horas escuchandole, una vida llena de flexión, extensión, rotación, inclinaciones laterales, juegos costovertebrales y costotransversos…, oh my girl!.


Los discos intervertebrales de Joy


Le pregunté a mis compañeros de grupo si podía echar un vistazo a los discos intervertebrales de la zona lumbar y animado por su interés por conocerlos nos adentramos en este terreno que causa tanta polémica entre los tejidos blandos de los cuerpos sedentarios y con una pobre capacidad estabilizadora.

Su textura y disposición me recordó a la de una cebolla. 

Aprendí tanto con ellos en mis manos que he decidido dedicarles un post en exclusiva en el blog mas dicharachero de todo el barrio anatómico ;-).


Dieron las cuatro, y con ellas llegaba el momento de tern¡minar nuestra labor de exoloración para empezar a organizar el laboratorio y dejarlo igual o mejor que como lo encontramos el lunes.

Se hizo un silencio, seguido de un ir y venir de batas blancas y guantes azules con la mirada atenta aque nada quedara en el suelo o fuera de su mesa de disección.

Un proverbio africano dice: “Là où on s’aime, il ne fait jamais nuit.”


Allí donde hay amor, nunca habrá oscuridad pensé al cerrar las cremalleras de la bolsa de plástico blanca de Joy con su número “779” escrito en color azul.

Todo pasa y todo queda, pero lo nuestro es pasar, pasar haciendo caminos, caminos sobre el mar…
(…) cuando el jilguero no puede cantar, cuando el poeta es un peregrino, cuando de nada nos sirve rezar. “Caminante no hay camino, se hace camino al andar…” (…).


Hasta siempre y gracias de todo corazón Joy.


Estos días me han hecho pensar y valorar mucho unas frases que escribí hace algún tiempo:

Moveo ergo sum®…,
Somos movimiento…,

Mucho más que movimiento…,

Somos cuerpos en continuo movimiento…,

Hay pausas…, cambia el ritmo…,
Me muevo luego existo,…

Je bouge donc je suis,…
I move therfore I am,…

Mi muovo dunque sono,…

因此,我谨动议,我,…

 أنتقل إذا أنا م أنتقل إذا

El movimiento nos une a todos.

Deslizar, sentir, palpar,…

Conocer, observar, aprender,…

Elevar, girar, tensar, relajar,…

Movimiento es lo que somos.


Y por supuesto, gracias a tí por haber estado ahí, compartiendo esta experiencia conmigo.


Hasta la próxima entrega… (en unos días, porque ahora necesito descansar).

DESCUBRIR UN TUMOR PLEURAL – MESOTELIOMA: Intensive Dissection Workshop (Edimburgo 07.2013)









Hoy empezaré hablando de mi grupo.

Chris, Jenny, Emma, Joanne, Sheila, Or y Alex. Gracias a ellos estamos consiguiendo sacar adelante proyectos muy interesantes, aprendiendo de todos y cada uno, compartiendo para seguir aprendiendo.

Gracias a ellos no estamos solos en esta aventura.

En días como estos es bueno estar en un grupo. Vamos a ir un poco más allá en nuestra exploración. Esto nos motiva a todos, pero lo cierto es que tocar esta capa no es igual que tocar un músculo. 


En el músculo, la mano sale disparada señala el con el dedo y tocando si temor, sólo falta la voz de tus padres diciendo: “Ibai, no apuntes con el dedo”.

Sin embargo, las vísceras y su fascia  son harina de otro costal. No tocamos igual. Lo hacemos tímidamente, como si no quisiéramos romper nada


Visitar las vísceras es como cuando alguien te invita y abre las puertas de su casa para tí por primera vez. Cuando vas por los pasillos reconoces los muebles porque los has visto en fotos que alguna vez te ha enseñado, incluso te fijas en pequeños detalles de la decoración, pero te mueves con cuidado, sabes que cualquier movimiento brusco podría romper algo, y eres consciente de que tu cuerpo no se ha adaptado las proporciones del espacio. 

Como os dije, nuestro grupo estaba atareado con la empresa de Emma, Joanne y Jenny que consistía en intentar diferenciar y separa la cintura escapular y la extremidad superior con todos sus músculos

Les dejamos la mañana a las chicas mientras que el resto nos repartimos por las mesas de los otros grupos para ver, oír y palpar las relaciones fasciales del cajón torácico y abdominal.

Aunque no os lo conté, antes de ayer Gil, poco antes de acabar el curso por la tarde logró diferenciar todo el contenido visceral de Shiny, desde la lengua hasta el perine. Era cómo un gran globo. Todo nuestro mecanismo fisiológico en un saco. Espectacular.

Esto dejó a la vista los psoas y los iliacos de Shiny, que con su tamaño y altura eran considerables. Dos pilares en toda regla, dignos del mejor templo de la Grecia de Hipócrates, sujetando la acrotera craneal a través del tímpano torácico con la ayuda del friso vertebral,  una curiosa estructura formada por múltiples componentes osteo – disco – ligamentarios que le dotan de flexibilidad y movilidad, a la que llamaremos columna.

Sin dejar que esta columna le quitara protagonismo alguno al psoas, no pude evitar fijarme en lo que a simple vista parecían unos osteofitos pensando:

”Pero Shiny, que escondías ahí”. “Tu cuerpo generó hueso a nivel torácico dirección a la arteria aorta, vena cava, nódulos linfáticos…”.

“Esto no tiene sentido, tu cuerpo no era idiota y sabía perfectamente que cualquier compresión u obstrucción en uno de sus conductos traerá consigo atascos interminables (como cuando en la carretera hay un pequeño accidente, la via se colapsa y tu que vas cual glóbulo rojo en tu coche te preguntas ¿pero qué pasa ahí delante?, y al llegar te das cuentas de que no era prácticamente nada. Así es nuestro cuerpo. Así funciona, tan simple pero tan complejo a la vez).

Esto me llevó a reflexionar que la postura de Shiny fue parte de problema, su mediastino tirando de los vasos, los vasos tirando de las vértebras, tanto solicitar tracción en un punto que su cuerpo, para complacerle, hizo lo que le estaban pidiendo: reforzar esa zona de gran demanda para aguantar.


Esto hay quien lo llama enfermedad degenerativa de los huesos, otros dicen que es por la edad… . Yo pienso que es debido a la idiotez. Una idiotez que nace del desconocimiento, un desconocimiento de nosotros mismos, que somos incapaces de reconocer, aceptar y cambiar, buscando entonces la ayuda o la opinión de otros que optan por la medicación, el tratamiento…

De repente, unos gritos de júbilo me sacaron de mis pensamientos. Me giré y pude ver a Jenny con una sonrisa que mostraba alegría y satisfacción en su cara. Las chicas habían conseguido sacar adelante su proyecto.

!Enhorabuena chicas!. Al lograrlo ya teníamos esqueleto axial y esqueleto apendicular totalmente diferenciados. 

Me acerque hasta la mesa y al mirar hacia ella, lo que vi trajo una imagen a mi cabeza: 


  

El trabajo tan bien hecho por de chicas había dejado a la luz la musculatura profunda de la espalda y al instante alguien señalo hacia una zona en la fascia profunda que la recubría donde había una marcada acumulación de fibras de colágeno.


Entonces pensé: ”Así qué esto es al aspecto que tiene esta capa debido a una postura en la que los hombros están echados hacia adelante, la cabeza anteriorizada y la caja torácica hundida creando tensión en esa zona. Mmmm, no dejo de aprender. Thanks Joy!”

La tarde empezó con un hayazgo maravilloso, los músculos suboccipitales. Pero qué pequeños son y que importantes para regular nustro control postural. Un placer conoceros “cuadrilla”.

Pero la tarde traería la vivencia que más hondo me ha tocado de todo el curso. Tanto que al terminar sentí la necesidad de salir a correr, sentir el aire, el verde de la hierba, la arena,  ver el mar… . Necesitaba sentir la vida, la mía y la de el resto, mirar al cielo, a la tierra, perder la mirada en el horizonte del océano, y escuchar el romper de las olas en la orilla de la playa. Necesitaba tocar la arena, el cesped, las paredes de roca al pasar.


Ayer descubrimos el tumor de Joy


  • El tumor por el que perdió sus dos pechos.

  • El tumor por el que perdió su útero.

  • Ese tumor que le hizo pasar dos meses en la cama.

  • El mismo tumor que le impedia respirar.

  • El mismo tumor que impedía que su corazón latiera como el de los demás.

La primera pregnta al encontrarnos algo que no reconocimos adherido o mejor dicho desarrollado en su pleura izquierda y adherido a la pared de la caja torácica como no os podrías ni imaginar, fue : ¿Pero, qué hace esto aquí?.


La segunda, no fue una pregunta, fueron una serie de miradas, frases entrecortadas, cabezas que se giraban de golpe apartando los ojos de la realidad, aunque ya pasada, pero realidad de la que todos tenemos algún caso más o menos cercano y que nos encoge por dentro solo de pensar.

Estábamos ante un mesothelioma pleuro – pericárdico.


A pesar de todo ese dolor, otra vez más esta semana, Joy nos hizo un regalo. Nos dió la oportunidad de ver algo para entender mejor una enfermedad tan actual, cómo se puede desarrollar en nuestro interior y entonces pensar cómo nuestro trabajo puede ayudar.


Acabo de leer el parrafo anterior y me he dado cuenta que lo he escrito utilizando “NOS” cuando en realidad quiero decir “ME”, pero mi cabeza aún no ha asimilado todas las emociones de ayer y por eso me refugio en el NOS, en el GRUPO con el que viajo esta semana y que está ahí en momentos como estos, para poder mirarnos y saber que estamos juntos en esto. 

Para nada ha sido una mala experiencia, tan solo profunda, muy profunda, y tan tan personal… 

Una lección más para el capítulo de MI vida.


Gracias Joy

Hasta la próxima entrega… (como siempre, a la hora del té)

ENTRE LO MUSCULAR Y LO VISCERAL SIEMPRE UNE LO FASCIAL: Intensive Dissection Workshop (Edimburgo 07.2013)



Si tuviera que definir el día de ayer, utilizaría dos frases:
  1. Abrir la caja (torácica) de las sorpresas.
  2. “This is better than sex”.


Abrir la caja (torácica) de las sorpresas:

Abrir la caja de las sorpresas porque ayer diferenciamos esqueleto axial, apendicular y abrimos la caja torácica para adentrarnos en el espacio más interior.


Pasamos la mañana mirando con atención los músculos y sus continuidades, especialmente en las articulaciones de las caderas y de los hombros, aunque durante un rato me escapé para investigar a fondo la pierna de Joy, que aunque ya no tenía compartimentos como tal, me ayudó a visualizar y palpar una zona de la que ya he hablado en algún que otro post (anatomía de los pies a la cabeza (I) – pie; anatomía de los pies a la cabeza (II) – pierna)

Los ojos se me abrieron como platos al ver como tibial posterior y peroneo largo actúan en equipo para ayudar a mantener el arco del pie.



Fue igual que ver los fuegos artificiales. De vez en cuando decía, ohhh!…, y otra vez ohhhoohh!!.  No podía dejar de mirar, y no quería que aquello terminara.

Pude notar que al norte de mi posición estaban reagrupandose las tropas concentradas en otras tareas.

¿Recuerdas cómo os conté que la Cintura Escapular une la extremidad superior al tronco tan solo a través de un punto: la articulación esternoclavicular (clavícula + esternón), mientras que por detrás la escápula está sujeta tan sólo por músculos?. 


Bueno, pues si saberlo es emocionante, poder ver y sentir en directo es la bomba.

Todo esto fue posible gracias a que mis compañeras se encargaron de diferenciar con el escarpelo pectoral mayor y menor por delante, y de como bien apuntó Michael, “después de un verdaderó masaje profundo de la musculatura de la espalda”. 

Una terapia que liberó de toda adherencia las escápulas de Joy haciéndo que parecieran alas de mariposa.




Imagina entonces que les pasa a tus omóplatos, a su relación con los músculos que se encargan de estabilizarlos y de proporcionarles movimiento a la vez, cuando pasas horas y horas delante del ordenador, mirando tu tablet o whatsapp-eando.

Somos nosotros mismos quienes con esos hábitos hacemos que se generen las adherencias entre ellos, que se deshidrate la red de colágeno que os contaba antes de ayer, que disminuya el riego sanguíneo a esa zona… . En otras palabras, que la has liado parda.

Así que de la disección de hoy, la síntesis para tu bienestar nos dice: MUÉVETE.


¡Mueve tus escápulas, libéralas de la prisión a la que las has llavado, deja que salgan del capullo de seda y a volar!


Muevete como quieras, pero por favor, regálate movimiento. Ahora ya sabes un poco más por qué.


El grupo de Isadora recibió la visita de Gil para explicarnos a todos las maniobras para poder abrir la caja torácica y acceder al espacio interno.


Solo pensar que esos tejidos y órganos es la primera vez que van a ver la luz, dota a ese momento de una magia especial. Estamos a punto de asistir a un evento único e irrepetible.


La imagen que mejor representa ese momento es este dibujo de Juan Gatti:



Hoy tocaba solo observar. Os contaré la experiencia al descubrirlo en Joy.

Pero yo había empezado el post de hoy con dos frases que definían lo vivido…

“This is better than sex”:


Ya por la tarde, me junté con Sheila y le propuse una empresa bastante ambiciosa para dos principiantes en esto de la disección: diferenciar los componentes vasculares y nerviosos de la extremidad inferior de Joy en todo su recorrido.

Tengo el honor de deciros que Sheila y yo descubrimos y pudimos difernciar la arteria femoro – posterotibial  y el nervio ciático – peroneo – tibial.


¿No te suenan esos nombres?, ¿no los has leido nunca en un atlas de anatomía?, ¿crees que el laboratorio tiene un problema con la ventilación y que la mezcla de metanol,  formaldehido y etanol están empezando a afectar a mi cabeza?.

De eso nada.

  • Tenemos  unas extremidades inferiores óseas formadas por fémur, tibia, peroné, rótula, y los huesos del pie.



  • Tenemos unas extremidades inferiores musculares, en las que mediante la fascia (y para entender esto debo decir que todo lo que lleve endo, epi, peri, es fascia) logramos  una continuidad en las individualidades anatómicas llamadas músculos y que los libros se empeñan en mostrarnos por separado (algo muy util para su aprendizaje, pero sin lógica en la realidad dinámico – espacio – temporal del movimiento).



  • Tenemos unas extremidades inferiores vasculares porque los vasos sanguíneos en este punto son como las piernas del corazón. Imagina por un momento la arteria aorta y la vena cava como si fueran la columna vertebral de tu “esqueleto vascular”.


  • Tenemos unas extremidades inferiores linfáticas.


  • Tenemos unas extremidades inferiores nerviosas


¿Hace falta que siga para entender:
  1. … que el cuerpo humano es una unidad?
  2. … que por mucho que nos empeñemos, hay que tener una visión global de todas y cada una de las estructuras que se ven involucradas en el movimiento o tratamiento?
  3. … que venimos de una célula que se multiplicó (que no dividió) y que fuimos nosotros quienes hicimos la separación de las  partes para su estudio y comprensión, pero que luego olvidamos volver a poner todo junto como estaba y nos quedamos siempre con la explicación que más nos gusta o la rama que mejor se nos da para su estudio, porque comprender el todo, es algo que, más que complejo, lleva tiempo?




(Imágenes del vídeo de: http://embryo.soad.umich.edu/index.html)

Si eres terapeuta manual, ¿Qué es eso de hablarles a tus pacientes solo de músculos cuando trabajas sobre sus piernas o brazos?, ¿Es que no haces en las extremidades trabajo visceral?.

Si eres profesional del movimiento, ¿qué es eso de tan solo dar importancia a tu trabajo por cómo repercute en el aparato locomotor?

Tu método y el movimiento que con el generes en el cuerpo humano (organismo) con el que trabajas, hará que el deslizamiento de las diferentes membranas que cubren los vasos sanguíneos, la fascia que cubre y envuelve los músculos (recuerda epi, endo, peri = fascia) se hidraten, y esto explicará el por qué al terminar la sesión, todo esté mejor que cuando empezó.


Ese es el verdadero valor de tu trabajo como profesional de la salud.


Ese es el, por qué es importante el movimiento.


Volviendo al hilo de nuestro hayazgo de la arteria femoro – posterotibial  y el nervio ciático – peroneo – tibial, os contaré que al conseguir nustro reto, Sheila me miró y solto la frase lapidaria de:

“OH, SORRY, BUT…, THIS IS BETTER THAN SEX!!”

En ese momento, tenía toda la razón. Es tan fácil ser feliz y disfrutar…

Una cosa llevó a la otra, la conversación se desvía y acabamos dilucidando cual era la mejor forma de estimular el nervio pudendo para los casos en los que, como ocurre amenudo en la menopausia, hay una falta de lubricación de la vagina. Ummm, demasiado interesante para contarlo aquí de golpe. Creo que habrá que dedicarle un post como Dios manda.

Así pasó nuestro día de exploración. Sin tantas emociones como antes de ayer, pero con muchas reflexiones en la cabeza sobre el qué, el cómo y los por qués de nuestro maravilloso cuerpo humano.

En parte, para eso he venido a formarme hasta aquí. Para poder volver con las ideas algo más claras y poder hacerte ver que como dice el slogan de moveo ibafit®: somos movimiento, mucho más que movimiento

moveo ergo sum®


Hasta la próxima entrega…, (a la hora del té).

FASCIA PROFUNDA, MÚSCULO Y MÁS: Intensive Dissection Workshop (Edimburgo 07.2013)

“You are in Heaven heare” me dijo ayer por la tarde Chris (para quién esto no es nuevo, porque es la  quinta vez que viene a los Intensive Dissection Workshops de Gil Hedley y tengo la suerte de compartir mesa con él).


Heaven, I’m in Heaven, NA,NA,NA,NA,NA,NA,NA,NA,NA,NA 


Me pasé tarareando la canción el resto de la tarde mientras anotaba los detales de la intesa tercera jornada.


Fue un día muy productivo, en el que trabajamos siete horas sin muchos descansos. 


Desde el momento en que nos pusimos delante de la mesa con Joy, es como si algo nos impidiera separarnos de ella. Tiene tanto que contarnos…


Trabajando en la dissección, la abstracción es total. O por lo menos así lo viví yo, que a la hora de repartir los puestos me dije:


“No vayas a por lo fácil, a por lo que ya conoces y sobre lo que has pasado horas y horas leyendo. Arriésgate y sal de tu zona de confort para descubrir algo”


Así lo hice y al pensarlo se me saltan las lágrimas (no es coña). Pasé toda la mañana sobre la cara y parte anterior del cuello de Joy. Fue un trabajo minucioso y por la tarde pude notar la fatiga en los antebrazos y las manos.

Antes de hacer ninguna carnicería, dediqué unos minutos a revisar las regiones que iba a diseccionar en los atlas de anatomía que circulaban por el laboratorio.


Una vez visualizado el mapa y con el plan de ruta en la cabeza, le pedí a Michael el bisturí y las pinzas hemostáticas.


“Bueno Joy – dije – vamos a hacer esto bien, muy bien” 


  • Primero apareció el cartílago de su nariz, color berenjena, que parecía decir: ¡¿Cómo?!, ¡¿Quién está ahí?!.
  • Separé sus músculos faciales, y bajo la membrana que cubría el lado derecho apareció la fascia temporal, como aparece una concha en la playa después de una ola. Precioso color nacar, brillante.¡Whao!

  • A continuación bajando en linea tuve mucho cuidado en no separar el masetero, que al verlo con la mandíbula cerrada de Joy, me recordó a una maza.

Hago memoria, pienso si ya he encontrado todo lo que quería o creía que iba a encontrar. Entonces, ¡Bingo!, un flash de la glándula parótida viene a mi cabeza. 


¿Por qué ella, puede que te preguntes?. Pues para empezar porque la mayoría de las veces que vemos una imagen del cráneo nos la han quitado poruqe estorba para ver lo que ella esconde.


No se el tiempo que pude pasar con ella, aplicando pequeños cortes para no dañar todo lo que había alrededor compartiendo espacio. Era nustra primera y única cita. Yo quería causar una buena impresión, y que nos conociéramos a fondo.


La glándula parótida de Joy me contó cómo abrazaba a la arteria carórtida externa. Me hablo de sus caricias con la vena retromandibular y de los largos y apasionados encuentros de las tres con el nervio facial (VII) en el día a día de Joy, con cada palabra, al masticar, al vostezar antes de ir a dormir…, ¡Whao!


Aquí os dejo una imagen de GRAY para que podáis visualizar mejor lo que os acabo de contar.


Diseccionando, diseccionando, me encontré un ECOM (Esterno Cleido Occípito Mastoideo) y me dije: “vamos a ver si es cierto esto que cuentan de este Señor”.


Fiel a su definición, me demostró cómo para poder conectar la parte anterior del tronco con la parte posterior de la cabeza en sentido oblicuo, tienes que hacerlo con unos buenos anclajes como la apófisis mastoides, el occipital, cláramente el esternón y una evidente división de tareas gracias a sus raíces en la clavícula. Me hizo pensar a as cuerdas maromas que amarran los barrcos en puerto.


Por la tarde dimos la vuelta a Joy.


Ahora si que tenía una predilección, quería trabajar la región de los glúteos y el sacro.


Un proyecto ambicioso para las tres horas que nos quedaban. 


Chris y yo, uno en cada nalga empezamos la aventura bajo la atenta mirada de Andrea que bajo ningún concepto quería que confundiéramos el nervio ciático y lo cortáramos. Y es que aquí no es como en los atlas de anatomía, que viene pintado de amarillo para saber quién es quién ;-).


Pués bién, el glúteo mayor de Joy resultó ser un doble cuarto de libra.


Al separarlo dije: “pero mira a quién tenemos aquí” (bueno, la verdad es que no fue así, esto lo hago para resumir y evitar explicar los veinte minutos que pasé limpiando delicadamente la zona para aclarar un poco las cosas).


Más bien fue así:


Primero: “¿Pero qué cojones es esto?!!!”


20 minutos después: “¡Pero mira a quién tenemos aquí!”


La sensación de confusión es buena, es mejor que tener una idea equivocada. Deja paso a la luz, con la que pacientemente hice aparecer al glúteo medio, glúteo menor y piramidal.


Recordías que en el post sobre el piramidal y el nervio ciático os dije que que las raíces del nervio ciático se sitúan dentro de la aponeurosis del músculo piriforme…¡¡PUES LO PUDE VER !!


¡WHAO!¡WHAO!¡WHAO!¡WHAO!¡WHAO!¡WHAO!¡WHAO!


Terminé la tarde junto a Chris explorando mano a mano, descubriendo la realidad de Joy, que es muy parecida en cada uno de nosotros, pero diferente en todos a la vez. ¿No es algo maravilloso?


Debo decir que gracias al trabajo de mis compañeros pude apreciar la superposición de las capas e nivel abdominal, los músculos que forman los diferentes compartimentos de la pierna, así como los diferentes músculos del muslo. Buff!! GRACIAS EQUIPO.

Un abrazo y hasta la próxima entrega… (a la hora del té)

SEPARANDO LA FASCIA SUPERFICIAL DE LA FASCIA PROFUNDA: Intensive Dissection Workshop (Edimburgo 07.2013)


9:00 bata puesta y todo el grupo listo para comentar la experiencia del día anterior. Comentar las sensaciones y las diferentes impresiones de primer día del programa. 




¿Qué pensabas, que llegamos al laboratorio con el escalpelo entre los dientes dispuestos a cortar lo que se nos ponga por delante?.

De eso nada, necesitamos nuestro tiempo fuera de la mesa de disección para poder compartir lo que hemos visto, tocado, sentido.

Ayer separamos la fascia superficial. Esa parte de color amarillo que hicimos aparecer al diferenciar la piel. 


Referirnos así a ella es como despreciarla. Es como llamarla grasa o tejido adiposo, sin más. Para nada mis queridos amantes de la anatomía humana.


Cuando tocamos a una persona, cuando nos tocan, es la piel y la fascia superficial quien recibe y transmite ese contacto. Es un órgano en sí mismo.


Cuando nos movemos, cuando hacemos que una persona se mueva, es esa “red interminable”  (The Endless Web que dirian Schultz y Feitis. Libro que os recomiendo si queréis adentraros en el mundo de la fascia) la que se adapta y permite que eso ocurra.



Y es que, no es a base de estirar que vamos a ser más flexibles.


Es a base de movernos que nuestros tejidos estarán más hidratados.


Habrá mas fibroblastos en la zona y entonces seremos más flexibles.

Podríamos decir de la fascia profunda que es una gran glándula endocrina, la más grande del cuerpo. 

Sin embargo muchas veces solo pensamos en ella como algo estético. Y nosotros, profesionales del ejercicio para la salud somos los primeros que deberíamos reconocer su importante papel en el organismo, porque sólo así, desde el conocimiento seremos capaces de hacer entender a nuestros alumnos que la cantidad de este tejido en el cuerpo debe ser proporcional a nuestra altura, y que como todo, en exceso, no deja que el organismo funcione correctamente, mientras que en defecto puede traer otro tipo de problemas.


Pero no acaba ahí. Si eres fisioterapeuta, es la fascia superficial sobre la que trabajas. Y esta transmite y cambia su estado y relación con respecto a la fascia profunda y los músculos. Saber cómo esta capa es más gruesa en unas zonas que en otras, cómo varía de unas personas a otras, te ayudará a mejorar tu “Touch” y no tener que realizar simples vivisecciones a las que llamar masaje o tratamiento pero que en realidad son un defecto de forma porque seguro que tu objetivo es mejorar al paciente.


Separar la fascia superficial deja a la vista la fascia profunda y a través de ella pudimos ver el músculo.

¿Qué se siente?. Cada segundo tienes la sensación de descubrir algo. Y en realidad es así, porque estamos haciendo anatomía con estos cuatro cuerpos. La primera vez (y la única) que se hará anatomia con ellos. 


La impresión que tengo al hacer esto es que no esta todo escrito, que todo no esta descubierto.

Suena un poco engreído, pero la realidad es que sólo con esa actitud, infantil en cuanto a la ingenuidad, pero con la mente abierta a la evidencia es como se aprende, y es así como desde hace años han llegado los descubrimientos. Gracias a personas que aún teniendo muchos conocimientos, al descubrir algo nuevo no lo negaban, sino que utilizaban lo que habían aprendido para poder explicar el por qué al resto.


Esto me hace pensar a una frase que utiliza la marca de ropa y equipamiento de montaña The North Face®: “Never stop Exploring® y a la que yo añadiría la de “Never stop Learning”.


Y eso hice durante el día de ayer. Segunda jornada en la que invertimos 8 horas los 8 miembros del grupo para hacer ver la luz a la fascia profunda de Joy que nos permitió: 


  1. Comprobar la forma y textura de la fascia superficial una vez separada del cuerpo.
  2. Comprobar el peso de la fascia superficial (y os prometo que: la parte correspondiente al lado derecho del abdomen de Joy eran unos 4 kilos; la del izquierdo nos pareció a todos un poco menos pesada; y que levantar la pieza de fascia superficial de la pierna derecha que conseguimos separar de una sola pieza era como levantar una alfombra de esas de pelo que son más pesadas que un cerdo en la ceja).
  3. Poder ver como había cicatrizado la operación de masectomización de sus dos pechos.
Para que os hagáis una idea, imaginad cuanto puede pesar una chaqueta de este tipo…, y ahora calcula 2 ó 3 chaquetas juntas.



Yo no pude evitar colocarme la pieza del abdomen, como sí fuera un delantal y esto me ayudó a entender como varía el centro de gravedad y la postura si queremos sujetar esos kilos de más ( y eso que sólo era un lado). 


A las 16:30 pudimos ver a la nueva Joy, “Deep Fascia Joy”, que nos hizo ver que a pesar de las grandes piernas que palpamos el primer día, su fascia profunda escondía una musculatura débil y muy poco tónica.




Y como guinda para terminar el día Gil diseccionó el clítoris de Isadora. Explicó tantas cosas según iba diseccionando que necesitaría otra semana de entradas en el blog solo para explicar una cuarta parte de lo que nos contó. 

 ¿Qué nos enseñará la fascia profunda de Joy?, ¿Y la de sus compañeras/o de laboratorio?


Hasta la próxima entrega… (a la hora del té).  

DESCUBRIENDO LA PIEL Y LA FASCIA SUPERFICIAL – Intensive Dissection Workshop (Edimburgo 07.2013)





Salir de la ciencia por un momento para ser consciente de lo humano y desde lo humano, volver otra vez a la ciencia.


St Andrews es uno de esos sitios con encanto. Pequeña, cuatro calles con sus casas antiguas, un gran campo de golf junto a la playa y los conejos correteando por las campas y los jardines mientras gaviotas y cuervos sobrevuelan a modo de vigilantes  la ciudiad.


Para situarnos, está en la costa Este de Escocia (condado de Fife) y es una de las ciudades mas antiguas e históricamente más importantes de Escocia.

Además del castillo (en ruinas), tiene una de las universidades más antiguas y prestigiosas del Reino Unido: University of St Andrews.



Pero no acaba ahí. Se le considera la “cuna del golf” por tener uno de los campos más antiguos del mundo 






A las 8:55 armado con mi bata blanca y mis five fingers (los guantes, el bisturí y las pinzas hemostáticas nos las darán dentro) me presento en el hall de la St Andrews School of Medicine queriendo mostrar tranquilidad e intentantando que no me tiemble mucho la mano en el momento de firmar la hoja para que me entregaran la tarjeta de “Visitante”.








Sí, estaba nervioso, creo que mi corazón no había bajado de las 120 pulsaciones por minuto desde las 6 de la mañana que me desperté. 


La aproximación  de la primera mañana fue progresiva. Después de una visita a las instalaciones y de presentarnos al grupo os diría que el laboratorio ya no era tan frío como al entrar la primera vez.


Gente de todo el mundo, Wasington, Nueva York, Finlandia, ¡y un chico que vivió un año en Vitoria y jugo a rugbi en el Gaztedi!!. Esto ya me hizo sentirme como en casa.


Ver y tocar un cuerpo sin vida (la primera vez)


En los Integral Anatomy Intensive Dissection Workshops no se oculta el rostro de los donantes. Es más, se hacen la presentaciones para conocer la forma mas exterior del cuerpo que vamos a estudiar. 


Gil leva mas de 20 años haciendo esto y nos supo acercar al momento de abrir las cajas de forma tan natural que la impresión al ver a Alex (así es como su grupo decidió llamarla después) no ha sido mala. Todo lo contrario, lo que sentí fue respeto y agradecimiento por poder tener esta oportunidad de explorar el espacio interno y descubrir no solo lo que dicen los libros de anatomía, sino la realidad y las evidencias que nos enseñen estos cuerpos.


Y es que, la primera mañana consistía en observar, palpar y ser capaces de interpretar la información que nos da el cuerpo, sobre su historia.


A partir de la posición de la pierna derecha y de la cicatriz a la altura de su cadera, todo apunta a que veremos una prótesis de cadera (y lo que eso conlleva en las estructuras que la rodean). 


Los otros cuerpos se llamaron: Isadora (de Isadora Duncan por los pies en flex que presentaba, como si estuviera a punto de empezar a bailar); Joy (le faltan los dos pechos veremos que nos cuenta su interior. Le hemos llamado así porque parece que sonríe), Sunny (el único hombre del grupo).


Sólo con la observación, hemos visto morfologías tan diferentes… 


Antes de irmos a comer,pusimos de pie a los donantes para tener otra visión y hacernos una idea de las proporciones de cada cuerpo.


Debo decir que esto les volvió más humanos aún, y si antes ya sentía respeto por cada una de las formas, por la fragilidad de Alex,  por la feminidad de Isadora, la juventud de Joy o por Sunny (al que no pude ver porque para poder levantarle de la mesa hicieron falta muchas manos, las mías en su cabeza y el omóplato izquierdo), ahora sentía además aún más agradecimiento por poder tener esta oportunidad. Gracias a estas personas desde el momento en que decidieron donar sus cuerpos, hicieron que mi sueño fuera posible


No os podeis hacer una idea lo que cambia ver un cuerpo en la mesa de disección a verlo de pie, cara a cara. Tu relación con la forma que vas a estudiar es diferente:


Salir de la ciencia por un momento para ser consciente de lo humano y desde lo humano, volver otra vez a la ciencia.


Después de comer, explicación de las normas básicas del uso de los escalpelos y pinzas hemostáticas para evitar los cortes en tejido vivo para ir a descubrir las relaciones de piel y fascia superficial.




Descubriendo la piel y la fascia superficial:


La primera incisión con el bisturí…, respirar hondo, abrir todos los sentidos, pensar que es la primera vez que vas a hacer esto por primera vez y desde ahí un trazado directo de la rodilla al tobillo por el interior de la pierna. 


A partir de aquí un trabajo minucioso de separación de la piel y el tejido adiposo subcutáneo en el que fuimos cambiando los puestos para trabajar en diferentes zonas.


Es sorprendente (por no decir alucinante) el grosor de la piel, la diferencia entre las partes interna y externa y su continuidad con la fascia superficial, cómo deja pasar la luz si la ponemos frente a una lámpara y su resistencia. Así se comprende la especialización de los tejidos. Y ver como cambia esto de una forma a otra, tan fina en alex, tan gruesa en la espalda de Joy.


Si tengo que decir un color, sería el amarillo. Así es la fascia superficial. Todas las tonalidades de amarillo que puedas imaginar repartidas, aveces más, aveces menos, prácticamente inexistentes en el caso de Alex.
Eso es lo que he visto después de cada corte y al avanzar para separar estas dos capas que son dos capas desde el momento que trabajas con el bisturí sobre ellas. De no ser así, son partes de una estructura que durante la vida se han movido como una unidad.



Después de una siesta, un paseo por la arena de la playa y de acariciar la hierba de uno de los  campos de golf más antiguos del mundo, la sensación es de: fue una buena experiencia la de ayer.


¿Qué descubriremos mañana?…, ¿Cómo se presentará la fascia profunda de Joy?, ¿Estará  la forma de Isadora definida por sus visceras o no?


Hasta la próxima entrega… (a la hora del té) 

PD: aquí tienes los videos de Gil sobre piel y fascia superficial:



HISTORIA DE LA ANATOMÍA (II): El descubrimiento del cuerpo en la Edad Media y el Renacimiento

El descubrimiento del cuerpo en la Edad Media:

Ayer os hablé de los primeros anatomistas. Terminé el post con los descubrimientos de Herófilo y Erasístrato.




Retrato de Galeno



Bueno, pues cinco siglos más tarde, ya en la Edad Media, llega Galeno (131 – 201), promulgaba la observación y la experimentación como medio para el progreso de la medicina, ya que, según él, para entender las patologías y cuidar al enfermo era preciso conocer  al detalle la estructura del organismo humano.







Por esto, observó, probó y anotó los resultados para rechazar todo lo que no fuera verificable. Su método le llevó a demostrar que las arterias transportan sangre (y no pneuma como decían los griegos) y que el pneuma era transportado por la sangre.



Galeno durante una de sus disecciones a un animal



Demostró (Como ya había demostrado Herófilo) con animales que las pulsaciones arteriales eran consecuencia de os latidos del corazón.

Galeno descubrió también:


  1. Las funciones del diafragma y la pared torácica durante la respiración.
  2. La producción de orina en los riñones.
  3. Entendió la función de la médula espinal.
  4. Formuló la tesis de un cuerpo humano formado por tres órganos: corazón, cerebro e hígado.





Portada de la obra de Galeno







Hablaba de humores (4), pneumas, fuego innato, … , en definitiva, ideas filosóficas unidas a la observación imparcial que promulgaba. Sus ideas no se pusieron en duda hasta el siglo XVI.

















¿Recuerdas que desde los jueguecitos de Herófilo y Erasístrato  con presos vivos se habían prohibido las disecciones?


En el siglo XVI, ya en el Renacimiento, el ansia por descubrir y conocer la verdad llevó a que a pesar de la prohibición, se realizaran autopsias


El descubrimiento del cuerpo en Renacimiento:


Leonardo da Vinci






Leonardo da Vinci (1452 – 1519) estudió cadáveres de noche, a escondidas, dibujando lo que había observado (estas láminas no vieron la luz hasta después de su muerte).





En 1514 nace Andrés Vesalio (1514 – 1564) revolucionó el panorama anaotómico – fisiológico de la época.




Empezó sus estudios de medicina en 1530, aprendió las teorías de Galeno y en 1537 fue nombrado “explicator chirurgiae” en la universidad de Padua. El mismo día de su nombramiento practicó la primera disección pública con un método totalmente nuevo. Era él quien ponía las manos en el cadáver, mostraba los diferentes tejidos u órganos y daba las explicaciones.


Vesalio proponía “un análisis riguroso de los conocimientos dados por bueno, observación directa del cuerpo y validación de lo observado en otros cadáveres”




Con esta aproximación científica:

  1. Evidenció mas de 200 equivocaciones en la obra de Galeno.
  2. Dio a conocer la anatomía topográfica y funcional. 
  3. Propuso y explicó técnicas de disección innovadoras.
  4. Publicó un libro de 663 páginas y aproximadamente 200 xilografías (De Humani Corporis Fabrica Libri Septem). A través de este link puedes acceder a las láminas del libro de Vesalio (no dejes de echarles un vistazo, merece la pena)

Portada de: De Humani Corporis Fabrica Libri Septem

A los descubrimientos de Vesalio le siguieron otros muchos, y a partir de mañana yo os voy a contar mi experiencia de explorar el espacio interno…, no pierdas el hilo de las publicaciones.



HASTA LA PRÓXIMA ENTREGA… (a la hora del té)

HISTORIA DE LA ANATOMÍA (I): El descubrimiento del cuerpo en la Antigüedad


El descubrimiento del cuerpo en la antigüedad:


Desde el principio de los tiempos el hombre es consciente de tener un cuerpo.


Las Venus representaban a mujeres invocando la fertilidad




A través de éste interactua con el medio y es capaz de sentir. Lo ha adorado, venerado y ha sentido curiosidad por saber cómo se forma, cómo funciona y cómo es su estructura. Es por esto que lo ha representado con figuras y mostrando respeto con los rituales funerarios.










En la antigüedad lo que le pasaba al cuerpo se solucionaba con magia y las supersticiones eran la explicación a muchos dolores y a la muerte.















Con el tiempo, se dieron cuenta que para saber lo que pasaba en realidad hacía falta conocer el cuerpo, pero el cuerpo humano era sagrado, y profanarlo un sacrilegio, así que el estudio de la anatomía empezó con animales buscando las similitudes con la anatomía humana.



Con esas similitudes, una pequeña dosis de imaginación y bajo la influencia y control de la religión, ya en Egipto y Mesopotamia se describieron algunos órganos y sus funciones:

  1. Corazón = Inteligencia
  2. Sangre = Vida
  3. Hígado = Predecía el futuro

El ritual de embalsamar daría pie al conocimiento del cuerpo humano.
Hipócrates





Apareció entonces Hipócrates (460 aC – 377 aC) al que podemos nombrar como padre de la medicina” y que puso un poco de orden quitando del campo de la salud a dioses y fuerzas sobrenaturales (aquí vemos que el tema del intrusismo no es algo nuevo ;-P)








Portada del libro Corpus Hipocraticum


Hay una serie de puntos que debemos saber de Hipócrates:

  1. En su obra Corpus describió un cuerpo saludable como aquel en el que hay una armonía entre los elementos que lo forman.
  2. Habló de la tendencia de la naturaleza a mantener el equilibrio: la homeostasis.
  3. Desconocía la anatomía por los motivos que ya os he expuesto antes, lo que le llevó a basar los diagnósticos en la observación de los síntomas.
  4. Buscó soluciones y tratamientos a partir de la observación (y la intuición).
  5. Separó la ciencia de mágia y superstición.


Hipócrates rechazando los regalos de Artajerjes, en un cuadro de Girodet-Trioson

Primeras exploraciones del espacio interior y los primeros anatomistas:

  • Aristóteles (384 aC – 322aC) escribió un Tratado de anatomía comparada con el que sentó las bases de las clasificaciones venideras a partir de la comparación de la anatomía animal y humana, convirtiéndose así el primer anatomista de la historia.
Busto de Aristóteles
Historia Animalium de Aristóteles















  • Las primeras disecciones a cuerpos humanos se efectuaron en Alejandría, sentando las bases de la ciencia anatómica y fisiológica. Hay que nombrar aquí a Herófilo y Erasístrato, ¡cuyos descubrimientos no serían superados hasta 15 siglos más tarde!.




De Herófilo (384 aC – 322 aC) hay que destacar que estudió en profundidad del Sistema Nervioso, describió la mayor parte de las vísceras, las alteraciones del ritmo cardiaco (dándose cuenta de que las pulsaciones de la arteria radial corresponden con los latidos del corazón) y describió al detalle el ojo.









Erasístrato (310 aC – 250 aC) entre sus descubrimientos, distinguió nervios sensitivos y motores, adivinó que el corazón era una bomba y que las válvulas tricúspides funcionaban en una sola dirección.





¿Pero cómo fueron capaces de diferenciar nervios sensitivos y motores con cadáveres?, y  ¿qué me decís de sus descubrimientos sobre la circulación arterial?…


Se rumorea que practicaron vivisecciones a presos condenados a muerte (que el emperador puso a su disposición) que quedan confirmadas por los descubrimientos que hemos puesto en duda, lo que hizo que se prohibiera hacer autopsias.

Hasta aquí la dosis de historia de la anatomía por hoy.

¿Te imaginabas que el Sistema Nervioso fuera descubierto 300 años antes de Cristo?

No te parece impresionante que Hipócrates plasmara ya la idea de equilibrio interno.

Hasta la próxima entrega… (a la hora del té).

De dónde viene el término ANATOMÍA?


Seamos como los niños y juguemos a hacer preguntas, como por ejemplo:

¿De dónde viene el término anatomía?.

El término anatomía tiene su origen en el griego anatemnein que quiere decir abrir cortando (lo que viene siendo abrir en canal): Ana – (hacia arriba) y – temnein (cortar).


Buscando esta respuesta me embarqué en la lectura de textos sobre la historia de la anatomía. Pensaba que iba a ser bastante aburrido… . Todo lo contrario, me quedé fascinado y motivado por las historias de los primeros anatomistas y su afán por conocer el espacio interno.


Hipócrates (460 aC – 377 aC), Galeno, … en la Antigüedad y la Edad Media, Leonardo da Vinci, Andrés Vesalio (1514 – 1564) en el Renacimiento, fueron los pioneros, y como ellos, quería saber lo que realmente hace que nuestro cuerpo funcione, no solo con la visión reduccionista o simplista de uno de sus sistemas


Un organismo no es sólo aparato locomotor (y esta idea está muy extendida entre los profesionales del movimiento).


Solo con una visión global podemos entender que cada acción, gesto, movimiento o entrenamiento que hagamos influye sobre todas y cada una de las partes que lo componen (no debemos olvidar que nuestro origen está en una célula que se divide una y otra vez, para después especializarse y dar lugar a la maravillosa obra que es el cuerpo humano). Esto me llevó a interesarme por las disecciones, que en la antigüedad se practicaban para poder aprender la anatomía.



¿Y el término disección?.

  • Disección es la división y separación metódica de las partes y órganos del cuerpo para su estudio.

  • Una técnica quirúrgica de separación de las estructuras anatómicas (normales o patológicas) con el fin de estudiar su morfología y sus relaciones anatómicas.

Espera, ¿pero esto no era anatomía?. 


El descubrimiento de los textos griegos en el Renacimiento hizo que se tradujeran al latín.


Por lo tanto, nos encontramos ante un helenismo latino, es decir, una mera transcripción del griego derivado de un término que ya existía en latín: dissectionem; dis – (en distintas driecciones), - sec(are) (acción de cortar), -t – ion(em) (acción), para darle el significado del término griego (de ahí el parecido)


Los textos del renacimiento utilizaban ambos términos indistintamente.


Hoy en día los diferenciamos, siendo anatomía la ciencia que estudia la forma y estructura y disección la técnica quirúrgica que nos permite estudiar la anatomía.


Recuerda que anatomía eres tú.

Independientemente del origen de los términos, solo hay una persona que puede hacer que tu cuerpo funcione. Esa persona eres TÚ. 


Hasta la próxima entrega… (a la hora del té).

QUÉ ES ANATOMÍA?

¿Qué es Anatomía? 

Si estás leyendo esto, anatomía para ti se trata de algo por lo que sientes curiosidad, algo que quieres conocer, un tema en el que quieres profundizar, o como en mi caso algo que te apasiona.


  • Anatomía es la ciencia que estudia la forma y estructura de los seres vivos.
  • Anatomía es el estudio de la forma y la estructura del cuerpo humano y la relación de sus partes.
  •  

Estas definiciones son demasiado generales, así que veamos qué quieren decir.


Se trata de la ciencia que estudia la forma, la ubicación, la disposición y la relación entre sí de los órganos y partes que componen el cuerpo humano.


Del término general anatomía nacen otros:

  1. Anatomía macroscópica: Se encarga del estudio de las estructuras que podemos ver a simple vista y de más de 0,1 mm. Del griego makro- (grande); -skopein (observar).
  2. Anatomía microscópica: Del griego mikros- (pequeño); – skopein (observar). Se conoce también con el nombre de histología y se encarga del estudio de las células y los tejidos.
  3. Embriología: Del griego embryon (fruto neonato de un cuerpo). Se encarga del desarrollo prenatal desde el momento de la fecundación.
  4. Anatomía regional: Estudio de la anatomía por regiones, analizando todos los componentes a la vez (huesos, músculos, nervios, vísceras de una región).
  5. Anatomía sistémica: Estudia cada aparato o sistema por completo, a partir de un examen de todos los órganos que lo forman (p.ej.: sistema cardiovascular, sistema nervioso, esquelético, muscular, respiratorio, etc.).
  6. Anatomía descriptiva: Se encarga de la descripción detallada de las regiones y sus partes para el aprendizaje. 
  7. Anatomía funcional: Nace de la unión de la anatomía con la fisiología (que se encarga del estudio del funcionamiento de los órganos). 
  8. Anatomía patológica, etc… 




Según Gray anatomía es:

  • “La capacidad para interpretar una observación clínica correctamente es, por tanto, el punto final de una comprensión anatómica profunda”.

  • “La observación y la visualización son las técnicas primarias que debe utilizar el estudiante para aprender la anatomía”.

  • “La anatomía es mucho más que la simple memorización de listas de nombres”

  • “El conocimiento de los nombres (…) no es igual a la capacidad de visualizar”.

  • “La comprensión de la organización (…) de cómo está relacionado (…) de cómo se mueve (…) es muy diferente a ser capaz de recitar los nombres de sus músculos y nervios individuales”.

  • “La comprensión de la anatomía requiere una comprensión del contexto en el que es posible recordar la terminología”.

Esto es para mi la anatomía:

Leyendo las primeras páginas del libro de Gray me dije: ”¡Por fin alguien capaz de ver más allá de la memorización!”. Aparecen palabras con las que me siento enormemente identificado: observación, visualización, comprensión.


Pero, ¿por qué lo llamaron Anatomía?, ¿cuándo empezó toda esta historia?, ¿quién hizo los descubrimientos?


HASTA LA PRÓXIMA ENTREGA… (a la hora del té).