EL COLÁGENO SE ADAPTA A LA REALIDAD DE TU DÍA A DÍA:

Somos movimiento

En el ejercicio físico, cuando hablamos de adaptación, muchas veces pensamos de forma macroscópica y buscamos tablas que aunando una serie de datos nos indiquen si el nivel de performance es el adecuado para poder ajustar el entrenamiento y asegurar la progresión y mejora.

Buscamos ejercicios que ayuden a resistir el estrés al que sometemos al organismo para poder hacer mañana mas y mejor. 

Pero a nivel microscópico…, ¿sabemos lo que ocurre?.

El COLÁGENO (proteina más abundante en el cuerpo humano y involucrada en gran medida en el “sistema de construcción/re-construcción biológica”) CONECTA SUS FIBRAS MEDIANTE ENLACES COVALENTES PARA LOGRAR HACES MÁS RESISTENTES,  CAPACES DE SOPORTAR LA REALIDAD:

COLAGENO_FIBRAS_ENLACES_EDUCACION_FUNCIONAL_MOVIMIENTO_HUMANO



Cuando hablamos de realidad, esta puede ser:

* La de UNA PERSONA QUE PRACTICA/ENTRENA UNA DISCIPLINA DEPORTIVA.

o

* La de UN BEBÉ QUE CRECE, QUE EMPIEZA A GATEAR, QUE CUANDO ES CAPAZ DE MANTENERSE ERGUIDO Y LIBERA SUS MANOS AGITA COSAS (a la vez que se rie y mueve la cabeza en todas las direcciones).

Estos enlaces son esenciales para la fuerza mecánica y la solidez (rigidez) de las fibras. SIN ELLOS LAS MOLÉCULAS DE COLÁGENO DESLIZAN UNAS SOBRE OTRAS BAJO CARGA Y LAS FIBRAS NO TIENEN FUERZA

Desde el punto de vista microscópico entendemos y analizamos los deportes, cada gesto, EL MOVIMIENTO, en busca de perfeccionar la técnica para lograr una mejora en las marcas y poder así batir nuestros propios records…

Este ser humano, siempre loco, buscando alcanzar nuevas metas, superar límites, lograr sueños que hace años hubieran sido inimaginables…

Y nosotros, entrenadores, preparadores, educadores del movimiento, terapeutas manuales, fisiólogos, dietistas, nutricionistas, sin olvidar el eterno sponsor que hay en casa (padres y madres que acompañan a sus hijos/as en la conquista de sus retos), poniendo nuestro granito de arena para que la persona lo pueda hacer realidad. 

Pero POCAS VECES NOS PARAMOS A PENSAR LO QUE REALMENTE OCURRE durante ese proceso, un proceso de cambio que podríamos comparar con el mayor reto de nuestras vidas: CRECER Y DESARROLLAR LA ESTRUCTURA GRACIAS A LA QUE PODEMOS LLEVAR A CABO Y HACER REALIDAD NUESTROS SUEÑOS.

Pues bien, a lo largo de la vida como en el entrenamiento, nuestra estructura cambia, y para que ese cambio sea posible, hace falta una adecuada adaptación de los tejidos a las demandas a las que le sometemos (crecer, hacer ejercicio, practicar “sillónball”). 

UNA SESIÓN DE AUTO LIBERACIÓN MIOFASCIAL ES LA MEJOR FORMA DE AYUDAR A LOS TEJIDOS EN SU PROCESO DE ADAPTACIÓN AL ENTRENAMIENTO Y A LA VIDA.


HASTA LA PRÓXIMA ENTREGA ;-)

Cuerpos de verdad o cuerpos dibujados…

¿Tienes o entrenas cuerpos de verdad o de los que aparecen dibujados en los libros?

Para saberlo, me pregunto si los músculos son realmente unidades funcionales, individualidades anatómicas…

Pensemos en el clásico combinado “músculo-tendón-hueso” que agitado nos da movimiento

Lo siento, pero esta visión no describe completamente el comportamiento de la materia viva (cuerpo). 

Hay algo que falta en la ecuación del movimiento. La verdad es que los músculos transmiten su fuerza contractil a la red de tejido conectivo que lo constituye y a las hojas/láminas fasciales. Estas hojas son las encargadas de transmitir las fuerzas a otros músculos sinergistas y antagonistas.

Debemos tener en cuenta que en los cuerpos de verdad los músculos raramente transmiten toda su fuerza directamente a través de los tendones al esqueleto y por la misma razón pueden generar una restricción en articulaciones lejanas.


Es como en la imagen, en la que una lanzamos una piedra (contracción) que tiene efecto sobre todo el lago, haciendo que las ondas de agua choquen e interactúan unas con otras y que para nuestros ojos es movimiento…


Ahora, quizás podemos contestar: ¿Tienes/entrenas cuerpos de verdad o de los que aparecen dibujados en los libros?

Hasta la próxima entrega ;-)