Sistema nervioso central con los plexos braquiales y lumbares con los nervios periféricos hasta las manos y los pies

Hoy ha sido nuestro último día en el laboratorio, nuestras últimas horas juntos. Llegaba el momento de decir adiós, pero todavía teníamos la oportunidad de hacer algo para que ni el tiempo ni la distanciamos nos llevaran a olvidar lo que un día nos enseñó Margot.

IMG_1472

También ha sido el día en que más nos ha costado salir del laboratorio en la pausa del mediodía y el día que antes hemos vuelto después de comer. Queremos pasar el mayor tiempo posible junto a quien nos ha enseñado lo que es la fuerza, la resistencia y la lucha por vivir; nuestros últimos momentos con quien con toda la bondad se ha entregado íntegramente a los demás, con quien nos ha dado la oportunidad de ver, sentir y aprender las historias de una vida a través de la anatomía y la lectura del lenguaje de los tejidos.

 

Margot todavía tenía cosas que decir, regalos que hacer, secretos que desvelar. Más no se puede pedir, tan solo hacer aquello por lo que estamos aquí, y compartir este tiempo juntos, vivir es lo que quiero decir… Gracias por dejarme vivir estos momentos, por sentir y poderlo compartir.

 

Para empezar, mientras acababa mi ruta por las meninges del encéfalo de Margot un golpe se suerte durante una maniobra en el hueso temporal de Margot ha querido que quedara ante nuestros ojos la membrana timpánica, pequeña y frágil pero a la vez tan bella que las manos la trataban con tal delicadeza que ha sido como si fuera un bebé que acaba de nacer.

Prometheus_Atlas of Anatomy_Latin nomenclature_2008_Anne M. Gilroy_timpano 1

El trabajo, el cansancio y la tensión del día de ayer había dejado todo preparado para poder abordar hoy el viaje a la medula espinal. Iba a ser un abordaje atípico, no lo he leído en ningún libro ni manual de disección, pero algo me decía que podría hacerlo así e instintivamente había ido preparando poco a poco cada parte para poder seguir estos nuevos caminos, esta nueva aventura, “a vista” como diríamos si fuéramos a escalar una montaña sin información previa sobre los pasos a seguir.

 

Soy consciente de que por ello, a lo largo del camino voy a tener miedo por no poder acabar, momentos de duda al no saber por donde seguir, peor la determinación es mas fuerte, tengo que dominar el miedo y ser capaz de encarar la duda para afrontar esta aventura.

 

Cuatro horas de trabajo en los tejidos de la columna vertebral de Margot atravesando los fibrosos anillos del disco intervertebral para ver el ligamento longitudinal como posterior justo antes de que se abriera ante nosotros la duramadre asentándose en el canal vertebral que seguimos hasta cada foramen vertebral que como puentes a través de los cuales cruzaban las raíces nerviosas nos han servido de guía y referencia durante esta lección de anatomía de la columna vertebral pudiendo mantener la integridad de los plexos braquial y lumbar.

 

El resultado, Margot nos ha regalado una imagen de su sistema nervioso central con los plexos braquiales y lumbares continuándose con los nervios periféricos hasta las manos y los pies.

IMG_1464

Imagen recuperada de uktous.wordpress.com

Verlo me ha hecho sentir tanta emoción… creo que la sonrisa de mi cara lo decía todo, pero esto no es un trabajo o logro individual. Nada de esto hubiera sido posible de nos ser por el trabajo en equipo con Ana en la pierna y los pies, Fiona e la pelvis, Gill y Jemma en los antebrazos y las manos y un servidor en el plexo braquial y la fascia cervical. Gracias por cada segundo de vuestro tiempo, por la paciencia y la maestra con el bisturí. Love you girls.

 

Enseguida han dado las cuatro. La hora de recoger. Hoy hay que hacer una limpieza general y tras 45 minutos y cerca de 60 manos limpiando, nos hemos reunido de nuevo en el circulo de la apreciación en torno a las seis mesas. Momento de despedirnos de quienes nos han acompañado estos días y decirles “gracias otra vez”. Gracias por este viaje, por cada verdad anatómica, por cada segundo compartido, por lo que hemos vivido juntos, por transformar las preocupaciones, los miedos, las preguntas, los problemas en procesos y momentos que me darán experiencia para entender y comprender. En definitiva vivir…

IMG_1478

Escribo este post mientras viajo de vuelta a casa. Arranca el motor del Stagecoach X95, esta vez de vuelta a Edimburgo. La vibración del motor me hace llorar, soy consciente de que estos días han sido mucho más que anatomía, fascias, músculos y órganos, han sido una lección de vida, tiempo para reflexionar y muchos momentos de risas, alegría y conversaciones enriquecedoras con todos mis compañeros somanauts.

Ahora descansar, recuperar y asimilar.

13620012_1122508367837014_441416660966290505_n

Gracias a ti por haber seguido este viaje, por tu compañía cada día, por estar ahí.

 

Un abrazo y hasta la próxima entrega.

 

Cráneo, encéfalo, meninges, fascia y emociones

Acabo de sentarme a cenar. El cursor parpadea sobre el fondo blanco del documento y paradójicamente tengo tanto que contar que no se que escribir.

 

Estoy cansado y por suerte ya se ha pasado el dolor de cabeza con el que he salido de la facultad. Muchas horas de concentración, algunos errores y demasiado tiempo con la adrenalina por las nubes por todo lo vivido con Margot, se han convertido en una mezcla explosiva…

 

La de hoy no ha sido para nada una mala experiencia, más bien todo lo contrario. Uno de esos días en los que cuando te paras el cuerpo empieza a temblar. Una mezcla de alegría, tensión, ganas de llorar y momentos en los que sonríes sin motivo, bueno si, por más de uno, como por ejemplo el mero hecho de sentir la brisa del aire sobre la piel…

 

Como decía en el post de ayer, entrar en el mundo visceral no te deja indiferente. Te puedes derrumbar, te enfrenta a la vida, te crea la necesidad de gritar para sentir como fluye la fuerza de tu interior, te hace reflexionar sobre la muerte, te hace pedir a gritos un abrazo o simplemente escuchar esa voz al final del día que, como si fuera un regazo, es capaz de calmarte sabiendo que en ella te puedes cobijar.

 

Es difícil olvidar las metástasis en el cuerpo de Margot, los ganglios linfáticos oscuros, casi negros e inflamados… Ante nosotros, las pruebas de la lucha de un cuerpo por el equilibrio, por la vida, y en nuestras manos, el campo de una batalla perdida en la que se ha luchado hasta el último momento, aunque esos pulmones, en los que parecía que en vez de alveolos hubiera restos de plomo, casi no se pudieran expandir… No puedo evitar emocionarme, ser visceral, como nuestra disección de hoy, y preguntarme si yo tendré los cojones de aguantar, de ser fuerte como nos estás demostrado que fuiste tu Margot.

Ante nosotros, las pruebas de la lucha de un cuerpo por el equilibrio, por la vida, y en nuestras manos, el campo de una batalla perdida en la que se ha luchado hasta el último momento, aunque esos pulmones, en los que parecía que en vez de alveolos hubiera restos de plomo, casi no se pudieran expandir…

Hoy ha sido una jornada cargada de energía, de muchos hallazgos, y esto se notaba en el ambiente del laboratorio, muy dinámico, con sonidos nuevos, nuevos estímulos para los sentidos y precisamente ahí es donde me he movido, en el universo de los sentidos, los órganos de los sentidos, el cráneo y sus fascias, el encéfalo, los nervios ópticos, los senos paranasales y los nervios olfativos, el esferoides,  la pituitaria y la silla turca…

 

ibaifit_senos nasales

 

Por primera vez en mi experiencia como anatomista, como somanaut, como persona que se dedica al estudio del interior del cuerpo humano, he afrontado el proceso que supone llegar hasta el encéfalo manteniendo la duramater intacta, respetando los nervios ópticos, observando las diferencias entre la mitad derecha e izquierda del cráneo de Margot, repitiéndose en los senos maxilares, en el modo en que su duramater se adhería en el la cara interna del cráneo y sintiendo con mis manos como la aracnoides en el lado derecho era densa, gruesa, fibrosa y flexible a la vez.

 

hombres-de-miniatura-en-nuestro-hogar-parte-1_1

 

Entre las sorpresas, la alegría de encontrar los bulbos olfatorios como las antenas de un caracol que buscaban la luz, escondidas primero, pero que luego siempre querían estar en primer lugar.

ibaifit_nervio olfatotio

El sentimiento de culpa al seccionar el infundíbulo de la hipófisis, malestar por no haber reconocido a tiempo ese fino tallo, por confundirlo con un vaso sanguíneo. No pasa nada pero pasa todo en un instante, aquí no hay vuelta atrás, esto es algo que no olvidaré jamás.

 

Mis compañeras de mesa han abordado con mucho cariño el trabajo con los pulmones y el corazón de Margot, proyectos en marcha y que mañana esperamos sean una realidad tangible, visible, una experiencia multisensorial, extra e intraperitoneal.

 

Me quedo con lo bonito y esto ha sido ver el quiasma óptico, como un cruce de caminos, los caminos gracias a los que nuestro cerebro interpreta los estímulos del exterior y nos lo devuelve en forma de imágenes, con las que poder entender todo lo que os rodea y ser capaces de encontrar la similitud de las formas de la anatomía en la naturaleza, como me ha ocurrido en el paseo tan necesario para mi hoy por la playa:

 

ibaifit_quiasma optico

 

ibaifit_omentum_epiplon_naturaleza

 

Ibaifit naturaleza senaos paranasales 2

 

IBAIFIT NATURALEZA_CRANEO

Nos vemos mañana, último día de este viaje de 2016, como siempre a las cinco, siempre con anatomía y si quieres también con un té.

Siguiendo los caminos fasciales hasta las vísceras de Margot

En el octavo día de nuestro Intensive Dissection Workshop con Gil Hedley y Julian Baker llegaba el momento de viajar al mundo visceral. Hacerlo nos puede llevar de vuelta a las emociones, a lo vivido durante el estudio de la fascia superficial.

Prometheus_Atlas of Anatomy_Latin nomenclature_2008_Anne M. Gilroy 2

El motivo puede deberse, como explica Jennifer Ackerman en su libro Sex, Sleep, Eat, Drink, Dream a que: ” Somos nuestro cuerpo. Nos sostiene y nos mantiene. Nos limita y nos controla, nos encanta y nos repugna. Y sin embargo sus actividades, son en general, un misterio. Es un hecho: todos somos conscientes de nuestro cuerpo en mayor o menor medida, sumamente conscientes de nuestra apariencia física – la simetría y las arrugas de la cara, la curva del torso, las redondeces de los muslos, el michelín de la barriga, los pies hinchados -. Pero, ¿cuántos de nosotros comprendemos el drama que se desarrolla en su interior?. Como dijo San Agustín, nos maravillamos ante las cumbres montañosas y el curso de las estrellas, y sin embargo, pasamos de largo ante el milagro de nuestra vida interior sin asombrarnos. En la salud, el cuerpo a veces funciona con tal suavidad que casi olvidamos su existencia. La mayoría de las veces es algún fallo o trastorno el que llama nuestra atención. De hecho, muchos de nosotros pasamos el tiempo tratando de no saber lo que ocurre en el interior. La falta de noticias son buenas noticias.Y no es así ”

 

En la salud, el cuerpo a veces funciona con tal suavidad que casi olvidamos su existencia. La mayoría de las veces es algún fallo o trastorno el que llama nuestra atención. De hecho, muchos de nosotros pasamos el tiempo tratando de no saber lo que ocurre en el interior. La falta de noticias son buenas noticias.Y no es así. – Jennifer Ackerman -

El brazo de Margot ha sido un fantástico territorio para entender la organización de las capas de fasciales que expanden su entramado hasta abrazar y proteger las estructuras vasculares y nerviosas que viajan desde la profundidad hacia el exterior.

 

Dedicándole algo de tiempo, mucha atención y varias cuchillas en el bisturí (tened en cuenta que si queremos hacer un trabajo minucioso, según la zona en la que estemos trabajando, se pueden llegar a usar hasta 50 cuchillas por mesa en un día), hemos podido liberar a la arteria y a la vena braquial junto con los nervios mediano y ulnar, siguiéndolos por el antebrazo hasta la mano. Poder deslizarme por ellos, sentir la lámina de tejido conjuntivo a los vasos a la vez que mi mano izquierda encontraba las diferentes texturas del tabique intermuscular y el la membrana interósea con los dedos indice y corazón ha sido algo espectacular. Just amazing!

 

Imagina ahora a que punto puede llegar la apreciación de esta organización fascial cuando me puse a separar cada uno de los vasos y nervios con los dedos, sintiendo la expansión de las conexiones en una región como la de nuestro brazo o codo que por un abuso y mal uso puede ocasionar problemas. Y qué decir del momento de excarcelar al nervio mediano de su cautiverio carpiano…

 

Prometheus_Atlas of Anatomy_Latin nomenclature_2008_Anne M. Gilroy

 

Todo este proceso de exploración me lleva más allá del hecho de que tenemos extremidades óseas formadas por los huesos que interactúan con las extremidades musculares, en las que mediante la fascia (incluyendo aquí endo-, epi-, peri-, como fascia) logramos  una continuidad en las individualidades anatómicas llamadas músculos y que los libros se empeñan en mostrarnos por separado (algo muy útil para su aprendizaje, pero sin lógica en la realidad dinámico – espacio – temporal del movimiento). Por último, tenemos unas extremidades vasculares, linfáticas y nerviosas que llegados a este punto podemos expresar como son como los brazos y las piernas de nuestro corazón. Imagina por un momento la arteria aorta y la vena cava como si fueran la columna vertebral de tu “esqueleto vascular”…

El siguiente paso ha sido abrir la caja torácica de Margot para adentrarnos en el espacio más interior, llegando a los tejidos y órganos que , de no ser por la cicatriz de su pecho (resultado de una más que probable cirugía torácica) esta sería la primera vez que iban a ver la luz.  A pesar de esto, se trata de un momento con una magia especial.

 

Ana ha logrado separa el hemitórax derecho manteniendo la pleura prácticamente intacta para intentar repetir la experiencia de llevó a cabo el año pasado a través de una pequeña ventana abierta a través de os intercostales de William. El primer intento no dio los resultados esperados, pero creo que mañana cuando lo repitamos podamos ver mejor la interacción entre el pulmón y la pleura de Margot gracias a una rehidratación con el spray de agua y alcohol que he aplicado antes de cerrar el humidor.

 

humidor

 

Una carrera para seguir fivefingering Escocia seguida de una cena con Gil, Oliver, Caroline, Kristen, Natasha, Anoushka, Fiona, Charlie, Gill, Ana en Mitchell’s ha sido nuestra forma de acabar el día.

IMG_1432

Como broche final, un trocito de cheese cake en el salón de nuestro apartamento antes de volver a la habitación para escribir las últimas líneas de esta nueva aventura con otros Somanauts.

FullSizeRender

Para no perder las buenas costumbres…, ¿qué os parece si nos vemos mañana a la hora del té?

 

Descubrir la continuidad entre la fascia del cuadrado femoral y el aductor magnus de Margot

Hoy hemos retomado la tarea en la región dorsal y glútea, pero esta vez después de un “día de descanso” dedicado a recuperar el cuerpo y de paso estudiar las relaciones aponeurótico-fasciales de esa región.

 

IMG_1395

 

El proceso era sencillo pero requería precisión para evitar romper los elementos y poder así analizar sus verdades fasciales, sus conexiones y relaciones, antes de progresar hacia niveles más profundos… Sin darnos cuenta estamos llegando a la intersección axial-apendicular, y cuanto más profundizo en ella, más consciente soy del concepto de continuum entre cada uno de los sistemas.

 

Quizás el haber viajado por estas tierras en más de una ocasión es lo que hace posible que aprecie los detalles, las relaciones que antes pasaba por alto, por desconocimiento o por falta de destreza con las herramientas que manejo en las manos. No lo se, pero lo cierto es que cada vez soy capaz de ver más, de anticiparme y evitar destruir las pruebas de que aquí o allí existía un paquete vascular interactuando tal o cual músculo, enraizándose en él, sirviéndole de entramado, aportándole resistencia además de nutrientes, drenaje o impulsos nerviosos. Cada día más consciente de que no se trata solo de la miofascia y de que un estudio lineal, una mente lineal, no encaja con un material biodinámico, tridimensional y con un comportamiento no lineal como el tejido conectivo y concretamente, a pesar de su realidad fibrosa (que puede llevarnos a pensar en lo lineal), con el tejido fascial.

 

MATRIZ EXTRACELULAR_FASCIA_ORGANIZACION

 

Los métodos de análisis de tensión para determinar la respuesta del tejido fascial y sus conexiones deben tener en cuenta los siguientes elementos: fuerzas, presiones, temperatura y por supuesto el contacto con otros componentes. Un análisis multifísico, multifactorial, multivectorial, complejo, pero solo así real.

 

Yo he pasado la mañana y gran parte de la tarde embelesado con el piramidal, el gémino superior e inferior sus fascias y la estrecha o mejor dicho íntima relación con el tejido conectivo del nervio ciático. He podido ver como las tracciones de mis pinzas se propagaban por esos tejidos haciéndose evidentes en el “envoltorio” del nervio ciático y los vasos adyacentes. Entusiasmado y maravillado por este hecho he seguido investigando, llegando a descubrir (y digo aquí descubrir y no encontrar porque ha sido una sorpresa inesperada en ese momento que mi atención estaba en otros elementos) el ligamento sacro espinoso. Verlo me ha hecho, como diría el navegador del coche “recalcular el recorrido”, ser consciente de quienes me esperaban al otro lado de este firme, denso y tan fibroso ligamento y saber que si lo cruzaba, iba a estar adentrando en el reino del periné… Ese territorio lo dejamos por ahora me he dicho mientras intercambiaba unas miradas con el cuadrado femoral. Me he venido arriba y le he dicho: shall we  dance? Creo que ya conocéis la respuesta, jejeje.

Gluteal region anatomy detail

 

He podido ver como las tracciones de mis pinzas se propagaban por esos tejidos haciéndose evidentes en el “envoltorio” del nervio ciático y los vasos adyacentes. Entusiasmado y maravillado por este hecho he seguido investigando hasta descubrir el ligamento sacro espinoso.

 

En ese baile, que ha durado más de una canción, hemos combinados desde reelevés a pas de boureeé seguidos de puro contact improvisación para acabar con un íntimo y apasionado tango   fascial mirándonos como si nadie más estuviera en el laboratorio y esta fuera una historia solo de nosotros dos. Fruto de este baile os puedo decir que la fascia del cuadrado femoral de Margot se continúa con la del su adductor magnus. Para confirmar este hecho, le he pedido al cuadrado femoral del otro lado si me concedía otro baile, solo uno, prometiéndole que sería delicado. Esta iba a ser una experiencia única para los dos, confirmándose de nuevo esta conexión fascial.

 

Por la tarde Ana ha encontrado un cristal en los tejidos de la región suboccipital. Estamos desconcertados. La primera idea es la de un accidente de tráfico, pero no hay signos de que fuera reciente y este trozo de cristal puede llevar años ahí. Margot, Margot, Margot, necesitamos un poco más de información, o quizás tenemos la suficiente y lo que ocurre es que no la estamos sabiendo interpretar.

 

images

 

A que se debían las cicatrices de la cadera, eran en ambas. Y si fueron con motivo de ese accidente. Fiona y yo nos hemos puesto a investigar y sacar a la luz lo que escondían esas dos cicatrices. Envueltas en una funda fibrosa estaban dos placas y cuatro tornillos. Hay que dejar de especular, es hora de avanzar y determinar si esos dos Compression Hip Screw fueron por fractura o tras la resección de sus tumores. Fuera cual fuera el motivo Margot, fuiste una mujer fuerte, muy fuerte.

 

CHS_catalog_tehnica

 

Mientras que nuestra atención estaba el las caderas, Gill y Jemma han trabajado hasta que su vista se ha cansado para mostrarnos el dorso y la palma de las manos de Margot. Un trabajo duro que puede pasar desapercibido, incluso muchas veces no le damos importancia, pero que Gil ha sabido rematar guíandonos a través de un sabroso ulnar enerve speech. Delicioso para terminar el día.

IMG_1416

Un paseo y un helado han sido la clave de hoy antes de acabar de escribir las notas de este diario al viaje del interior del cuerpo humano de hoy.

IMG_1423

Hasta mañana a la hora del té.

 

Cara a cara con el cáncer en la disección…

Intensive Dissection Workshop Día 5 (viernes)

 

El viernes fue nuestro quinto día en el laboratorio. Llegábamos al ecuador de nuestro viaje y sin saberlo era aquí donde iba a empezaba una nueva aventura llena de descubrimientos y emociones.

 

Por la mañana, nos dimos cuenta de que habíamos vuelto a los mismos puestos que la tarde anterior. Todos teníamos alguna tarea pendiente y en mi caso, la vaina carotídea estaba esperando para desvelarme sus secretos sobre como envuelve la carótida, la vena yugular interna y el nervio vago, acariciando al nervio frénico que desde C3, C4 y C5 trabaja para mantener nuestro diafragma en movimiento.

IMG_1383

Tenemos dos vainas carotideas, como tenemos dos nervios frénicos y dos vagos, así que esto era tarea de dos. Gill muy entusiasmada repetía una y otra vez: C – three, four, five keeps the diafragm alive! al tiempo que se ponía los guantes para coger el bisturí.

 

La aproximación la teníamos que hacer superando primero la lamina superficial de la fascia profunda del cuello sin perder de vista a la yugular externa viajando sobre el esternocleidomastoideo (ECOM). Una vez superado este primer reto, pasamos de nivel profundizando hasta la lamina media de la fascia profunda cervical, la hoja pretraqueal, que que interactúa en todo momento con la fascia visceral (fascia bucofaringea) que vemos como tiende a expandirse hacia el interior del compartimento torácico…

Una vez superado este primer reto, pasamos de nivel profundizando hasta la lamina media de la fascia profunda cervical, la hoja pretraqueal, que que interactúa en todo momento con la fascia visceral (fascia bucofaringea) que vemos como tiende a expandirse hacia el interior del compartimento torácico…

Un trabajo muy lento, en el que las cuchillas dejan paso a las puntas de unas tijeras fue aflorando la vaina carotidea, Decir aquí que pudimos diferenciar los tabiques de Charpa o Langenbeck así como la fascia intercarotídea o la fascia vascular profunda de Hoffman y Herbert sería engañarme y contaros un cuento, porque este tipo de aproximación nos impedía orientarnos con claridad como para poder diferenciar todas estas regiones.

 

Sin embargo, conocerlas es importante, y ese mapa fascial en la cabeza permitió seguir avanzando pero, para mi por primera vez, sin hacer desaparecer al nervio frénico o al nervio vago.  Qué ilusión!!, ahora para diferenciarlos solo tenemos que seguirlos hacia la cabeza y ver donde se  “esconden”, lo que nos dará las claves para diferenciarlos. Parecía fácil, pero dudas y miradas de reojo al atlas de anatomía nos dejaron claro que había que documentarse todavía más. Una pausa para tomar un café y hojear otros libros fue suficiente para aclararnos.

 

El trabajo de nuestras compañeras dejó entre otras cosas, la región pectoral ,mas despejada. Observándola con detalle, vi algo raro, como abultado en su clavícula. Una rotura quizás…, el tacto no era como el de un hueso que ha soldado, y al limpiar un poco más la zona con el bisturí, encontré unas rugosidades que me hicieron recordar las explicaciones de nuestra compañera Sveva el año pasado sobre las metástasis y los tumores. Nadie dijo nada, todos nos miramos y girando la cabeza alguien dijo oh shit. Una vez más cara a cara con el cancer. 

al limpiar un poco más la zona con el bisturí, encontré unas rugosidades que me hicieron recordar las explicaciones de nuestra compañera Sveva el año pasado sobre las metástasis y los tumores. Nadie dijo nada, todos nos miramos y girando la cabeza alguien dijo oh shit. Una vez más cara a cara con el cancer.

Era la hora de comer y necesitábamos un cambio de estado, de ambiente y luz. En la calle brillaba el so, así que nos fuimos hasta Balgrove Larder  para cargar las pilas y comprar algo para la barbacoa de la noche en la playa.

 

IMG_1369

 

Por la tarde nos centramos en la pared abdominal, donde junto con Jemma pude diferenciar cada plano de la musculatura abdominal anterolateral. Los oblicuos de Margot, a pesar de ser finos como el papel de fumar, estaban perfectamente definidos, sin adherencias entre ellos, lo que hizo posible crear una imagen clara y apreciar las relaciones entre sus aponeurosis, tanto, que al llegar a la altura del ligamento inguinal fue sencillo encontrar el ligamento redondo del útero. De nuevo, una conexión del interior con el exterior. de dentro hacia afuera, sirviendo de anclaje fibroso, siendo este uno de origen embrionario.

 

Esta tarea nos tuvo entretenidos toda la tarde, y casi sin darnos cuenta se había hecho la hora de ir junto a la playa para hacer la Bar-ba-coa junto a la playa de West Sands. De camino el cuerpo me pedía sentir el contacto del el agua con la piel, fue como si necesitara sumergirme para aclarar las emociones de todo el día, prepararme para poder estar con el grupo de somanauts y celebrar la vida, el sol y la suerte que tenemos de poder estar aquí.

 

Julian y Jane nos esperaban su autocaravana y las brasas preparadas. It’s time to change our state ;-)

 

IMG_1374

 

Día 6 (sábado)

 

Es sábado, y la mañana de nuestro sexto día muestra los signos del cansancio en las caras, aunque la energía en el laboratorio ha aumentado, hay muchos proyectos en marcha y siempre se puede oír algún hey, look at this o un oh muy good, what is this. 

 

En nuestra mesa Ana había pasado cerca de día y medio trabajando en el pie de Margot para que pudiéramos apreciar con detalle las finas terminaciones nerviosas, los tendones y la densa fascia plantar. Good job Ana Barretxeguren! y muchas gracias por soportar todas esas horas con posturas incómodas y forzadas con tal de desvelar cada detalle de los pies de Margot.

 

Por mi parte, la misión fue despejar el entorno del triángulo femoral y seguir aprendiendo trucos mnemotécnicos anatómicos en inglés. En este caso fue NAVY o NAVEL:

 

NAVY

De lateral a medial:

•N: femoral nerve

•A: femoral artery

•V: femoral vein

•Y: “Y-fonts” (i.e. the midline)

 

NAVEL

De lateral a medial:

•N: femoral serve

•A: femoral artery

•V: femoral vein

•E: empty space (femoral canal)

•L: lymphatics

 

Seguimos después la densa y fibrosa fascia lata del muslo de Margot mientras que Fiona lo hacía desde los retináculos de la rodilla. Su trabajo dejó a la vista una deformación a la altura de la articulación pateo femoral. Cogí unas tijeras para presionar con la punta pensando que podía tratarse de tejido adiposo compactado y deformado durante la fijación de los tejidos. Nada más presionar, sin hacer mucha fuerza, noté como se hundían a la vez que un sonido crujiente acompañando a vibración transmitida por la tijera hizo que se encogiera mi estómago. No pude evitar soltar un ¡hostia! y llevarme una mano al estómago, como si alguien me estuviera clavando a mi esas tijeras.

Cogí unas tijeras para presionar con la punta pensando que podía tratarse de tejido adiposo compactado y deformado durante la fijación de los tejidos. Nada más presionar, sin hacer mucha fuerza, noté como se hundían a la vez que un sonido crujiente acompañando a vibración transmitida por la tijera hizo que se encogiera mi estómago.

Durante la comida abrimos los ordenadores para buscar información sobre los signos que nos ha mostrado Margot. Parece un tumor, qué será… Osteosarcoma. Todas nuestras hipótesis sobre el parkinson desaparecen, pero ya no descartamos nada…

 

La tarde del sábado la centramos en el trabajo sobre la  región dorsal.

 

La primera tarea aquí fue acotar el territorio glúteo para emprender después el viaje en busca del músculo piramidal y del ligamento sacrotuberoso para poder palpar con nuestros dedos el nervio ciático y las arterias glúteas superiores. Aquí pasamos tiempo, viendo como éstas últimas afloraban enredándose con las venas y nervios al salir del foramen suprapiriforme como lo hacían también los vasos glúteos inferiores junto con la “triada” pudenda entre otros del foramen infrapiriforme, quedándose cerca pero separado por el ligamento sacrotuberoso y el ligamento sacroespinal en el agujero ciático menor el Foramen lschiadicum con sus queridas arteria y vena pudenda interna, el nervio pudendo y el nervio obturador interno… Cuanta informaciónn para procesar en un espacio tan pequeño, mmm.

viendo como  las arterias glúteas superiores afloraban enredándose con las venas y nervios al salir del foramen suprapiriforme como lo hacían también los vasos glúteos inferiores junto con la “triada” pudenda entre otros del foramen infrapiriforme, quedándose cerca pero separado por el ligamento sacrotuberoso y el ligamento sacroespinal en el agujero ciático menor el Foramen lschiadicum con sus queridas arteria y vena pudenda interna, el nervio pudendo y el nervio obturador interno…

16:35, hora de empezar a recoger, organizar y dejar a punto el laboratorio para el lunes, porque el domingo descansamos (y nos hace falta), no sin antes disfrutar de una cena somanáutica estupenda en Forgans con baile incluido ;-)

IMG_1384

Os espero mañana, como siempre, a la hora del té.

Estudiar la fascia profunda y descubrir los signos de una estereotaxia

El day 4 de este Intensive Dissection Workshop 2016 amanece son sol y sensaciones en los antebrazos del trabajo en el laboratorio.

 

La cocina está vacía, pero la jarra con las flores de ayer llena el espacio mientras preparo el desayuno y leo unas notas en el ordenador.

 

Al tocarme la cara siento la piel. Por un momento me sorprendo, pero acto seguido me digo “Ibai, estas tan dormido que no recuerdas que anoche te afeitaste antes de ir a la cama. Creo que te hace falta otro coffe en Taste”.

 

IMG_1347

 

De camino me cruzo con Gill que vuelve de dar un paseo por la playa intercambiando un good morning y un see you later… Mientras espero mi double expresso miro el calendario y me doy cuenta que hoy es 7 de julio. Sonrío al tiempo que una felicidad irracional se apodera de mi. Creo que la camarera ha pensado que esos ojos azules suyos me han hecho vibrar, puede que otros penséis que es por San Fermín, pero no…, hoy es el tercer aniversario de Educación Funcional para el Movimiento Humano. ¡Felicidades!

 

13631609_984109531703765_4501345468117839199_n

 

Después de nuestra habitual conversación en el círculo de la mañana, Gil ha pasado a explicarnos como trabajar en la fascia profunda, recomendaciones para usar el escalpelo y mantener la integridad de otras estructuras en todo momento.

 

Mientras nuestras manos surcaban las inexploradas tierras subfasciales de Margot recorriendo caminos poblados de fibras que se alternaban compartimentos menos frondosos, en otra mesa Gil, Caroline y Kristen hablaban sobre las características de la fascia superficial que ayer nos dejó mostrar de una pieza.

 

Hablando sobre volumen, forma, contenido, Gil nos ha llamado para observar con detalle el cilindro. En ese momento se me ha ocurrido inflar una de las bolsas de basura transparentes que teníamos junto a esa mesa. Tras hacerle un nudo y colocarla a modo de cilindro toracoabdominal, bingo, podíamos simular los efectos de la respiración sobre la fascia superficial y sentirlos con nuestras propias manos. La sensación al palpar y sentir ese movimiento respiratorio simulado no se puede describir. Esto es algo que hay que sentir y vivir para poder integrar. ¡Viva la fascia superficial de Margot!

 

Oir, ver, sentir para aprender a observar y entonces poder observar para aprender.

 

DSC_4279

 

Tras el subidón del experimento y ya calmados después de más de diez minutos palpando y sintiendo a diferentes niveles los movimientos respiratorios, sus presiones, las direcciones de las fuerzas y las posibles modificaciones, he vuelto a mi puesto en la mesa nº9 para seguir trabajando en la pierna y el pie. Entre chistes malos, que traducidos al inglés para que mis compañeras pudieran entender algo empeoraban aún más, hemos reído, hemos hablado y me he dado cuenta de lo raro que es el humor inglés ;-) jeje.

 

En ese tiempo, antes de parar para comer, he intentado diferenciar el retinaculo extensor del pie derecho de Margot.

 

Hasta ahora no os había comentado nada de las cicatrices de Margot. Empezando por los pies, dos cicatrices en los juanetes, seguidas de otras dos marcas de operaciones en la cadera que serían cinco con la cicatriz vertical desde su ombligo hasta el pubis de no ser por la larga cicatriz de su pecho que hace que sean seis…

 

Aún nos queda un largo camino hasta llegar a esas cicatrices y sus efectos. De momento solo podemos intuir  que la marcada rotación externa de ambas extremidades inferiores puede ser debida a las prótesis en las caderas y de ahí esos hallux valgus que fueron transformando por completo sus pies. Solo el tiempo nos lo dirá, paciencia… Solo así podemos disfrutar del momento en el que nos encontramos y descubrir su belleza. Ración de mindfulness al canto. Esto es aquí y ahora, el presente, la respiración que estoy realizando y que ahora mismo ya es pasado, dando paso a un nuevo presente, que cambia a cada momento…

Solo el tiempo nos lo dirá, paciencia… Solo así podemos disfrutar del momento en el que nos encontramos y descubrir su belleza. Ración de mindfulness al canto. Esto es aquí y ahora, el presente, la respiración que estoy realizando y que ahora mismo ya es pasado, dando paso a un nuevo presente, que cambia a cada momento…

Tras una corta pausa para comer, la tarde la he pasado en la región del cráneo y cara de Margot. Hacía tiempo que no me centraba en la fascia temporal y aún recuerdo mi primer viaje hasta la glándula parótida abrazando al masetero para alcanzar el espacio entre la mandíbula y la apófisis mastoides. Al hacerlo he tenido recuerdos, muchos recuerdos de mi primer año con Joy en la mesa y Chris guiando mis pasos. En ese momento Natasha (que hoy cumplía años) se ha acercado hasta mi y me ha dicho “Ibai, ¿tú crees que se podría ver la galea aponeurótoca?” a lo que le he contestado con toda la seriedad del mundo eso de “no me toques las palmas que me conozco”, así que al lío. Un par de hojas del nº21 para el bisturí más tarde, algo me ha hecho soltar el escalpelo y las pinzas de golpe. No podía ser, había pasado totalmente inadvertido hasta ahora y eso que estaba trabajando con la lente de aumento. Tenía ante mis ojos las huellas de una estereotaxia que se le pudo realizar a Margot por varios motivos, desde una biopsia  de una lesión cerebral como un tumor a un drenaje de coágulos o para el tratamiento del Parkinson (entre 1950 y 1980 se llevaba a cabo la destrucción del núcleo ventrolateral del tálamo por medio de esta técnica” [Rodríguez Rey, 2002]).

Biopsia-estereotactica

Imagen: Biopsia-estereotactica recuperada de http://marioizurieta.com/procedimientos/cirugia-estereotactica/

estereotaxia2

Imagen: Esterotaxia recuperada de http://www.drperezgarzaneurocirugia.com/especialidades/neurocirugia/cirugia-estereotaxica/

 

Este hallazgo nos ha dejado fuera de juego, pero a la vez nos ha ayudado a entender muchas de las marcas encontradas en el tejido conjuntivo de Margot, desde la fragilidad de sus músculos a la blanca y colagénica fascia temporal del lado izquierdo donde e pude tener apoyada la cabeza tanto tiempo. NO hay que suponer, solo observar y seguir con la lectura de los tejidos en los que todo queda escrito…

 

Hoy necesitaba un cambio de estado, así que una carrera hasta la playa de East Sands podía ser la mejor opción. Después de esta regeneradora carrera, cenar manteniendo una enriquecedora conversación con Ana y Gill sobre lo visceral, sobre nuestras sensaciones al disecciones diferentes planos, sobre como nos proyectamos o nos sentimos reflejados en nuestro trabajo de laboratorio, sobre cómo todo está conectado.

 

IMG_1357

 

Ahora toca disfrutar del fin de semana y el lunes más y mejor, como siempre a la hora del té.

 

Bibliografía y webgrafía:

 

Rodríguez Rey, R. (2002) FUNDAMENTOS DE NEUROLOGÍA Y NEUROCIRUGÍA. Ed Magna Publicaciones.

 

http://www.drperezgarzaneurocirugia.com/especialidades/neurocirugia/cirugia-estereotaxica/

 

http://marioizurieta.com/procedimientos/cirugia-estereotactica/

 

Desvelando las relaciones de la vena sáfena con la fascia superficial y profunda.

Día tres del Intensive Dissection Workshop: Desvelando las relaciones de la vena sáfena con la fascia superficial y profunda.

Después de un doble expresso en Taste me he encontrado con mis compañeras de mesa llegando a la puerta de la facultad. Just on time.

taste-1

Hoy la dinámica de nuestro día a día ha cambiado un poco, y es que hemos empezado con una ponencia de Gil Hedley en la que nos ha mostrado sus hallazgos sobre la fascia superficial de los últimos años. Ha sido una ampliación de la ponencia que impartió en el British Fascia Simposium del pasado fin de semana con gran cantidad de material inédito para dar soporte a los concepto s de conexión total y movimiento diferenciado, así como su fuerza. Si, si, oís bien, fuerza en la fascia superficial…

IMG_1337

Todo el entramado fibroso que le dota de propiedades como la protección o la termorregulación, es el mismo que hace posible que (como nos ha mostrado en uno de los vídeos, soporte más de 22 kg sin romperse. Esto, teniendo en cuenta que la muestra en cuestión se trataba de una fascia superficial fantasma, un citoesqueleto de esa fascia superficial al que, después de un laborioso trabajo manual, se habían podido eliminar todos los adipocitos.

La fascia superficial, o mejor dicho este citoesqueleto fibroso de la fascia superficial, una vez que se han eliminado los adipocitos, adquiere la apariencia de una esponja y a pesar de haber eliminado las células residentes que le dan ese color tan característico, al sumergirla en agua, como lo hace la esponja, se “rellena”, busca llenarse. ¡Espectacular!.

Acto seguido Gil se ha centrado en lo que llama la film fascia, situada por debajo de la fascia superficial y por encima de la fascia profunda. Esta misma estructura es la que Carla Stecco define como lose aerolar tissue en su atlas y cuya función parece ser clave para permitir el deslizamiento de la fascia superficial y la profunda. Es la interfaz, la superficie de contacto entre ambas. Ese plano surcado por el plexo vascular prefascial que es perforado a veces por vasos y nervios fasciocutáneos es mas sencillo de observar en tejido que no haya sido tratado. Es lo que se conoce como fuzz o algodón de azúcar, tan característico en los tejidos fijados y que ayuda a encontrar las zonas con mayor cantidad de fibras formando adherencias o densificaciones que desencadenan restricciones.

 

cotton candy machine

 

Margot nos espera en el laboratorio y yo personalmente tengo una cita con la sáfena magna… La fascia superficial de Margot no dejaba entreverla, lo que iba a hacer que nuestras manos  se muevan delicadamente, atentas a cada detalle, a cada tracción. Será una tarea en la que usar menos el bisturí y más la cabeza. Tras una hora sin levantar la cabeza (bueno si, un momento para cantarle cumpleaños feliz a nuestra compañera Gill), he decidido parar un momento y llevar la atención a otra cosa, porque he podido notar como mis movimientos eran más apresurados, como con prisa, y aquí tengo claro que los tiempos no los pongo yo sino los tejidos de Margot y hay que saber parar para poder continuar sin cometer errores.

 

Después de esa pausa mis compañeras me han enseñado como el filo de un escalpelo desviado de su trayecto original se ha convertido en un corte maestro que dejaba a la vista las válvulas que impiden que la sangre se acumule en las extremidades inferiores. Ojalá todos los errores sean así de acertados y educativos. He ayudado entonces a Gill con la fascia de Scarpa y la región abdominal, trabajo que se intercalaba con conversaciones sobre la fat pad de los pies de Margot y la gran cantidad de colágeno que presentaban sus hombros y brazos.

 

Hora de comer, descansar un poco.

IMG_1338

La tarde ha sido muy productiva. Primero por lo vascular y segundo (como no) por lo fascial.

 

En la región del muslo hemos podido ver como la fascia superficial y la profunda se iban intercalando a diferentes niveles para envolver y tener como “entre algodones” a la reina Sáfena Magna que en la región de la pierna pasa a vivir en la “periferia fascial” donde el entramado fibroso le da soporte.

 

Tras mirar la hora, sin intercambiar palabra, nos hemos coordinado para intentar diferenciar la fibrosa y compacta fascia superficial de Margot. Con Fiona, Gill, Ana y Gil (a Jemma el jet lag le ha jugado una mala pasada) ha sido posible. ¡Felicidades Gill!, mira que regalo nos ha hecho Margot en tu día de cumpleaños. ¡Esto hay que celebrarlo!.

 

Hemos podido comparar dos fascias superficiales: la de Sophia y la de Margot. Diferencias…, todas. Una era clara, compacta, bastante seca, casi lo opuesto a la otra, amarilla, laxa, esponjosa y tan húmeda. Poder aprender de ambas, comparando texturas, palpando y sintiendo las diferencias y reafirmando que en el laboratorio aprendemos cada segundo. I love this game :-) .

 

Después de fregar todo el material y limpiar las mesas he dado un paseo hasta el centro de St Andrews. No está lejos y necesitaba que me diera un poco el aire y comprar algo para preparar la cena. Nada más entrar en TESCO a mano derecha algo me ha hecho volver la cabeza. Una combinación de colores que era muy familiar…, un ramo de flores con los tonos de la fascia superficial de Margot… Prometo cuidarlas hasta el final de este curso, y aunque hayamos pasado de la fascia superficial a la profunda en estos tres días, nada ha terminado, tan solo hemos profundizado y nos queda mucho por compartir.

 

Ahora los colores de estas flores son reflejan el tono de tu fascia superficial Margot. Gracias una vez más.

 

FullSizeRender 3

 

La velada de hoy ha sido tranquila, noodles y proyectos para los próximos días, chocolate, libros de anatomía y Oliver con su pequeño Mule Resophonic para crear ambiente relajado.

IMG_1345

Un día completo, cargado de información que no nos deja indiferentes. El tejido fascial se esta redescubriendo, y eso que no hace tanto que se ha empezado a estudiar en profundidad.

Hasta la próxima entrega, a la hora del te…

 

Fascia superficial y su potente relación con la piel.

Día dos de nuestro viaje.

IMG_1327

El trabajo de la mañana ha consistido en acabar de diferenciar la piel prestando mucha atención a la relación entre epidermis, dermis y fascia superficial.

 

Observar con detalle las relaciones a este nivel no habría sido posible de no ser por la cámara-microscopio de Julian y el minucioso trabajo de toda nuestra mesa, que se ha esmerado en seguir y respetar la línea de transición entre el conjunto de la epidermis y la dermis con respecto a la fascia superficial y el tejido adiposo asociado a la misma.

 

Para el final de la mañana prácticamente todos los grupos han terminado de diferenciar piel de fascia superficial, lo que me ha dado la oportunidad de recorrer el laboratorio observando y apreciando las diferencias entre cada una de las formas.

 

Nada tenía que ver el color marrón pardo y la esponjosidad de la fascia superficial de Sophia que estaba firmemente unida a la piel por gran cantidad retináculos con la fascia superficial de Tim, tan seca y compactada, con zonas donde Helen me ha dicho que les ha sido imposible no llegar hasta la fascia profunda subyacente. Junto a Tim está Rose, con un color amarillo tostado en su fascia superficial y que además se ve seca, pero no deshidratada. Me ha llamado la atención la gran cantidad de vasos sanguíneos que se podían ver claramente surcando su tejido subcutáneo, embebidos por láminas de fascia superficial que en cada uno de sus gestos los habría protegido de las tensiones de la piel y las tracciones de las láminas más profundas de la fascia, creando a su vez un sistema de bombeo natural para el retorno venoso. En la mesa 3 estaba Leo mostrando un amarillo claro con algunas zonas más oscuras (seguramente debido a los productos y la posición durante el proceso de embalsamamiento),  junto a Sarah en la mesa 9 con quien su grupo trabajaba todavía para reflejar su epoidermis.

 

Por último nuestra Margot en la mesa número 5. Mientras el tándem Ana – Jemma trabajaban en la la región dorsal y el binomio Fiona – Gill en la parte posterior del muslo, no he podido evitar fijarme en la claridad de su fascia superficial. Un amarillo muy claro, casi blanco en algunas zonas y en el que a diferencia de Rose, no dejaba entrever, ni siquiera intuir, los vasos sanguíneos más superficiales. Una fascia superficial tupida, compacta en prácticamente todas las regiones, a excepción de algunos puntos más laxos y con mayor cantidad de retináculos allí donde los pliegues eran marcados como el hueco poplíteo en la parte posterior de la rodilla, la ingle y el triángulo de Scarpa o la cara interna del muslo y la axila.

 

Como os he comentado al principio, Julian tiene una cámara-microscopio con la que hemos podido ver sobre el tejido ya diferenciado la distribución de la epidermis y la dermis así como los restos de las fibras de colágeno que forman los retináculos que la conectan con las estructuras que se encuentran por debajo de esta a las que se une y con las que interactúa. Se une e interactúa siempre que la matriz extracelular del tejido mantenga sus propiedades de biomaterial dinámico que proporciona fuerza y elasticidad e interactúa con su entorno. Lo que refuerza la idea de los Alberts, Johnson, Lewis, Morgan, Raff, Roberts y Walter (2015) donde exponen que la MEC es más que un andamio pasivo que proporciona soporte físico cumpliendo un rol activo y complejo, regulando el comportamiento de las células que la tocan, habitan en ella o se desplazan a través de su entramado, influenciando la supervivencia, desarrollo, migración, proliferación, forma y función.

Captura de pantalla 2016-07-05 a las 22.19.47

 

 

Ayer os decía que me gustaría poder reflexionar sobre la variedad de gestos y la libertad o restricción de movimiento en relación con la fascia superficial. Pues como si alguien me hubiera  leído el pensamiento, Ana ha encontrado un retináculo en la zona del trapecio derecho de Margot. Uno de esos como los que definen los libros y que permite, al traicionar de él con unas pinzas ver la biotensegridad en acción, con la transmisión de fuerzas a planos subyacentes a la fascia superficial visible a nuestros ojos, que se hacía e
vidente regalándonos pequeños movimientos en un punto alejado de la zona donde se aplica las fuerzas.

 

¿Se le puede pedir algo más a una mañana en la sala de disección?… Solo una reflexión a partir  del hallazgo de Ana sobre el hombro de Margot: “Cuando te pases el foam roller y creas que estás haciendo un trabajo de liberación miofascial, piensa que estás aportando más estímulos al sistema vascular y nervioso que al músculo propiamente dicho. Ahora bien, si eres más feliz con otra historia en la cabeza, adelante, pero debo decirte que Papá Noel, los Reyes Magos y hasta el Olentzero piensan como yo, y si te regalan alguna vez un foam rolller o un kit de liberación fascial, lo harán pensando en tu fascia superficial más que en tu psoas o piramidal”. Sin acritud ;-) .

 

Por la tarde, después de una comida delante de la pantalla del ordenador pasado los datos de la libreta, hemos iniciado las primeras maniobras para poder afrontar mañana la división de fascia superficial y fascia profunda.


knee retinacula

 

Gill se ha encargado junto con Fiona de la región pectoral mientras que Jemma y un servidor se han puesto manos a la obra con la región del muslo. Espero poder contaros mañana más historias sobre la vena sáfena y sus relaciones con la fascia superficial. De momento todo apunta a que vamos por buen camino… Jemma por su parte está trabajando sobre los retináculos de la rodilla descritos por Powers, Chen, Farrokhi y Lee (2006) en su Role of Peripatellar Retinaculum in Transmission of Forces Within the Extensor Mechanism. Necesitamos mas horas de trabajo para poder contar algo, de momento son proyectos en marcha y con los que la paciencia y el buen pulso son claves para llegar a buen puerto.

 

Saphenus vein

 

De momento, es hora de descansar, desconectar y preparase para otra aventura…, a la hora del te ;-)

 

Sine anatomia non sciemus, sin anatomía no somos. 10 Days Intensive Dissection Workshop con Gil Hedley.

El autobús llegó a la estación de St Andrews a las 17h después de un trayecto en furgoneta, un avión y dos autobuses.

 

Ha sido un año con muchos viajes, trabajo, la universidad, terminar un master y varias obras (en parte inesperadas) en casa, por lo que parece que fue hace solo unas semanas cuando me bajaba en julio del año pasado del Stagecoach X-59 para ir hacia los apartamentos donde viviré los próximos 12 días.

 

Después de recorrer los escasos dos kilómetros que separa la estación de la recepción de los apartamentos llego a la que se ha convertido en mi “residencia de verano” los últimos 4 años. Es fácil acostumbrarse a este verde intenso y a la vida de estudiante…

IMG_1317

Tras instalarme e intercambiar unos mensajes con mis compañeras de apartamento (Fiona, Gill y Ana) decidimos salir a disfrutar de la tarde soleada con la que nos ha recibido St Andrews cenando un fish and chips y un botellín de sidra con vistas al mar. Inmejorable plan recordando momentos de otros años y poniéndonos al día de nuestros planes antes de volver a casa y preparar las cosas para el primer día de nuestro 10 Days Intensive Dissection Workshop con Gil Hedley y Julian Baker en la facultad de medicina.

13585020_10209995284257289_1063250798206308431_o

06:30 am. Suena el despertador, pero yo ya llevo un rato despierto. Es como si mis niveles de adrenocorticotropina (ACTH) estuvieran hoy, por algún motivo, más elevados que de costumbre, así que decido calzarme las fivefingers y salir a correr hasta la playa antes de desayunar para preparar cuerpo y mente antes de ir al laboratorio. Cinco kilómetros y medio después estoy de vuelta para ducharme, desayunar y salir a la facultad donde, como cada año, nos esperan Gil y Julian para hacer la presentación.

FullSizeRender 3

A pesar de la experiencia, sigo con esa sensación la víspera de ir al laboratorio, una mezcla de nervios, expectativas, muchas ganas e ilusión. El corazón se acelera solo, y lo hace cada vez que van apareciendo caras conocidas por el camino hasta llegar al Hall de la facultad. Una vez allí, abrazos, risas y frases cortas con los conocidos que se intercalan con miradas fugaces (que no esquivas) a los desconocidos. Estamos todos aquí con un mismo objetivo: descubrir y aprender.

 

Y es que, cada uno de nosotros somos anatomía, es más, sine anatomia non sciemus, sin anatomía no somos, de igual forma que sin movimiento no existimos…, porque somos anatomía.

sine anatomia non sciemus

Esta ha sido una de las ideas que me ha rondado en la cabeza mientras que formábamos el círculo de apreciación en torno a las seis mesas que contenían las formas que nos enseñarán una vez más la verdadera anatomía.

 

El proceso de disección de la anatomía integral de Gil Hedley se basa en observar, palpar y diferenciar, así que, durante la primera parte de la mañana, observamos la realidad anatómica de las formas con las que vamos a llevar a cabo nuestro proceso de aprendizaje. Al hacerlo, al observar con detalle, uno se da cuenta de que somos anatomía viva y que lo que tenemos ante nosotros son las historias de los tejidos, o mejor dicho, cada forma nos cuenta una historia de anatomía.

 

Así como la mirada es el espejo del alma, nuestro cuerpo es el reflejo de nuestra vida, de cada instante de alegría, de preocupación o de pena. Todo queda escrito, desde lo emocional a lo quirúrgico. Una razón más para recordar que estás aquí para ser feliz.

 

Después de observar y empezar a palpar, se han formado los grupos, y digo esto, porque nos hemos repartido por las diferentes mesas como si hubiera estado preparado de antemano, haciendo de este parte de la mañana un momento fácil y fluido, quizás porque este año el grupo es un poco más reducido que otras veces y que en el laboratorio tenemos seis formas: cuatro femeninas, dos masculinas y muchas marcas de cirugías…

 

En la mesa 1 está Sophia, en la mesa 2 Rose, en la mesa 3 Leo, en la mesa 4 Tim, en la mesa 5 Margot y en la mesa 9 Sarah. Donar su cuerpo fue un regalo que decidieron hacernos en vida, por voluntad propia y que solo podemos agradecer. Estamos aquí para aprender desde el respeto y una profunda gratitud.

 

Nombres inventados por cada grupo de trabajo pero que siempre guardan relación con lo que vemos ante nosotros. En nuestro caso, puede que contar con una australiana (Jemma) en la mesa, haya hecho que nos fijemos en los rasgos con un aire a la actriz Margot Elise Robbie.

 

Por la tarde hemos viajado a través de la piel, es el momento de palpar con detalle antes de diferenciar nuestro elemento más externo y superficial. Es difícil cerrar los ojos y no sentirse reflejado en lo que palpamos, proyectarse uno mismo sobre la mesa del laboratorio, ser consciente de que la dermis es la estructura, la barrera que marca la diferencia entre el medio en que vivimos y nuestra realidad temporal, cambiante, pero en movimiento… Toda una experiencia vital.

Educacion_Funcional_para_el_Movimiento_Humano_PIEL_001

La piel es nuestro órgano de comunicación con el medio que nos rodea, se adapta a cada gesto para poder llevarlo a cabo sin restricciones. Cuando nos movemos o mientras dormimos, ella se adapta a los movimientos y cambios de presión que vienen desde el interior y que deben convivir con las presiones y fuerzas que encuentra en el exterior… Cualquier restricción que encontremos aquí tiene el potencial de convertirse en una limitación local y acabar convirtiéndose en una disfunción con consecuencias que afecten a nivel global.

10670281_639606142820774_6701708090460305767_n

Mañana me gustaría poder observar con detalle la organización de los plexos sanguíneos en la región subcutánea y poder reflexionar sobre la variedad de gestos y la libertad o restricción de movimiento en relación con las perforaciones arteriovenosas de la fascia.

 

Dejemos que Margot nos los cuente mañana cuando empecemos a investigar la fascia superficial, pero de lo que estoy cada día más convencido, es de la importancia de entender la relación del tejido conjuntivo y la red fascial con los sistemas vascular, nervioso y los efectos de cualquier técnica de liberación o auto-liberación. Somos algo más que músculo, mucho más que miofascia, y aquí recuerdo una enriquecedora conversación hace dos años con Gil (julio 2014) durante una comida en la que dejó caer esta frase: “Superficial fascia is stronger than any muscle in the human body” (“la fascia superficial es más fuerte que cualquier músculo del cuerpo humano”).

 

Gracias una vez más a Sophia, Rose, Leo, Tim, Margot y Sarah por ayudarme a ser más consciente del regalo de la vida a través de este nuevo viaje al interior del cuerpo humano.

 

Hasta mañana…, a la hora del té.

Vuelve “Anatomía a las cinco: Diario de un viaje al interior del cuerpo humano”

Vuelve “Anatomía a las cinco: Diario de un viaje al interior del cuerpo humano”.


Aprender ‪#‎anatomía‬ no acaba cuando hemos estudiado todas y cada una de las páginas de un atlas, ni siquiera cada vez que salimos del laboratorio tras una disección, porque cada cuerpo humano es único, aunque las partes sean las mismas, su organización nos va a descubrir cosas nuevas y nos va a hacer plantearnos preguntas, replantearnos lo que ya sabemos y cuestionar lo que conocemos.
Porque a base de observar conseguimos integrar y solo al integrar podemos progresar en nuestro aprendizaje.


Nos vemos mañana a la hora del té…