La fascia: envuelve, conecta, protege y permite el movimiento

En nuestro organismo todo está perfectamente conectado para hacer posibles los movimientos que resuenan marcando el ritmo  en la “humana vitae. Y es que, siempre estamos en movimiento, en continuo movimiento.

 

Para entender todo esto tenemos que echar la vista atrás, volver a los orígenes, al desarrollo embrionario, donde las estructuras se desarrollan en una matriz de tejido conectivo (fascia embrionaria) lo que explica que en el adulto se forme lo que conocemos como periostio (fascia especializada), cápsula articular (fascia especializada), ligamentos (adaptaciones funcionales de la fascia), o en el músculo: epimisio, permisio y endomisio (fascias especializadas).

En todo este asunto la fascia permite el deslizamiento de las estructuras, evitando que el movimiento genere un desgaste o abrasión que pueda acabar en ruptura de los elementos.

 

Pero no solo es una cuestión estructural. La red fascial proporciona el conducto para el paso de los vasos y nervios hacia las estructuras, permitiendo la troficidad  a distintos niveles y entre los diferentes planos.

 

Aparece de nuevo el concepto de globalidad, el que debemos utilizar a la hora de interpretar la información que nos da este elemento de nuestra anatomía, el conocido como órgano de la forma, nuestro órgano de comunicación más importante.

 

Cuando trabajes con materiales los diferentes ejercicios de liberación que conoces, recuerda que no lo estás haciendo solo sobre la miofascia. Cada estímulo que creamos actuará sobre las fascias especializadas así como sobre las adaptaciones funcionales de la fascia, desencadenando efectos y procesos en los sistemas vascular y nervioso.

 

Cuando hablamos de ejercicio de liberación fascial, hablamos de ejercicio con múltiples factores que lo conviertirñan en un programa de entrenamiento en si mismo cuando lo apliquemos con sentido común y no utilizando la regla del “no pain no gain”.

 

El óxido nítrico: una molécula importante para la salud de toda mujer

Una tarde muy productiva la de ayer, releyendoLos placeres secretos de la menopausia” de la Dra. Christiane Northrup, lectura más que recomendada para todo el mundo, sobre todo mujeres estén o no en este momento de su vida.

En algún post anterior ya os nombramos al oxido nítrico, pero hoy vamos a darle mayor protagonismo, ya que es un gas poco o nada conocido.

Pertenece al grupo de los radicales libres, pero éste es de los buenos, y es que como ya habréis intuido, al igual que el colesterol, también hay radicales libres “buenos y malos” y el oxido nítrico es sin duda el mejor de todos.

Este gas esta formado por un átomo de nitrógeno y otro de oxigeno y cuando se produce en el ambiente, fuera del organismo, es un gas contaminante, tóxico. Por contra, el oxido nítrico que se produce en el interior del cuerpo es muy beneficioso. Cuanto más oxido nítrico produzca tu cuerpo más sana y feliz estarás y como indica la Dra. Northrup: “Es la madre de las moléculas del agrado y encima no es ilegal, ni inmortal, ni engorda!”.

El oxido nítrico que se produce en el interior del cuerpo es muy beneficioso. Cuanto más oxido nítrico produzca tu cuerpo más sana y feliz estarás. Es la madre de las moléculas del agrado y encima no es ilegal, ni inmortal, ni engorda!. (Northrup C., 2009)

Si nuestro cuerpo produce suficiente cantidad, las células se mantendrán sanas y en buen funcionamiento, pero si su nivel es bajo las células comenzarán a deteriorarse, preparando el escenario para achaques, dolencias y enfermedades degenerativas que por norma general acompañan al envejecimiento aunque no siempre tiene que ser así, como por ejemplo: diabetes, cardiopatías, cáncer, artritis…, por no hablar de otros factores de riesgo como la obesidad, sedentarismo, la mala alimentación, el tabaco, el alcohol, el estrés y las emociones negativas entre otras.

Según Northrup, podemos considerar al oxido nítrico como la molécula que determina la salud física, emocional, espiritual y sexual de las mujeres menopausicas. Desde nuestro punto de vista, en Woman Sport and Pelvic Floor os decimos que lo es para todas las mujeres en general, independientemente de la etapa de la vida en la que se encuentren.

Cuando experimentamos placer o nos sentimos en calma, vibrantes y sanas liberamos oxido nítrico sobre todo en el revestimiento de los vasos sanguíneos pero que se difunde rápidamente en todas direcciones, atravesando las paredes celulares y llevando sus mensajes de salud y bienestar a todo el cuerpo, incluido el cerebro.

A continuación citaremos algunas recomendaciones para conseguir que nuestro cuerpo genere el nivel máximo de oxido nítrico:

• Relaciónate con personas positivas y que te aporten algo
• Se optimista o ten pensamientos positivos
• Come sano
• Haz actividad física
• Regálate un ratito para ti donde poder hacer algo que te llene, que te guste, que te relaje
• Vive de corazón y apasionadamente

Lo único malo con respecto a éste gas es su corta vida, ya que dura tan sólo unos pocos segundos, así que es muy importante que el cuerpo la produzca con regularidad y en función de nuestras necesidades y para ello necesitamos introducir más placer en nuestra vida y aprender a cultivarlo.

Es muy importante que el cuerpo la produzca con regularidad y en función de nuestras necesidades y para ello necesitamos introducir más placer en nuestra vida y aprender a cultivarlo.

Disfrutad del fin de semana y recordad que hay que «oxidonitrarse».

Links de interés:

www.drnorthrup.com

Bibliografía:

Northrup, C. (2009) Los placeres secretos de la Menopausia. Ed. Urano.

Sistema Endocrino. Video-resumen «Descripción de la hipófisis»

Si hablamos de sistema endocrino, hablamos de homeostasis, y si hablamos de homeostasis, hablamos de hormonas, encargadas de regular la actividad y el crecimiento de las células diana para ayudar a mantener ese delicado equilibrio en nuestro interior.

Las hormonas ayudan a mantener ese equilibrio interno a diario, regulando la actividad de diferentes tejidos y órganos. Cuando nos referimos a la regulación, nos encontramos con ciclos y ritmos, y si hay alguien en el organismo que sepa de esto, ese alguien es el núcleo supraquiasmático, localizado en el hipotálamo y encargado de los ritmos circadianos.

Aquí tenéis un vídeo (14 min) en el que encontrareis un pequeño resumen sobre la glándula pituitaria o hipófisis.

Espero que lo disfrutéis y no dudéis ni dejéis de compartirlo.

Un abrazo

@EFMHspain Educación Funcional para el Movimiento Humano​
@IBAIFIT

La importancia de  observar, apreciar e interpretar porque todo en el Universo «se mueve luego existe»

Si algo caracteriza al universo, es que está en continua expansión desde el Big Bang hace 14 billones de años…

Como un globo que se infla, crece, crece y la distancia entre  sus elementos aumenta a cada momento. Si esa distancia aumenta, las fuerzas «invisibles» que interactúan sobre ellos también lo hacen. También para el universo podemos decir que «se mueve luego existe».

Extrapolando esta idea a nuestra naturaleza humana móvil y en constante cambio, tenemos un buen ejemplo que nos ayudará a entender la perspectiva global de toda postura o gesto que realizamos en nuestro día a día Y LAS INTERACCIONES ENTRE LAS FUERZAS «invisibles».

Una perspectiva global del movimiento nos enseña que en cada gesto existen (universos) elementos que se expanden acompañados de (universos) elementos en contracción. Tensiones que cambian y se reparten, buscando el equilibrio del sistema, tantas veces alejado del equilibrio ideal, concepto este último que utilizamos basándonos en conceptos lineares que no entienden de las sinergías entre los elementos que permitirá la transformación y el propio movimiento

Todo desequilibrio lo podemos definir como un exceso de expansión o contracción, y todo exceso de energía buscará una vía de escape, que puede adoptar las formas más variadas en lo que podemos llamar desequilibrio funcional, a veces un dolor, una lesión u otras una enfermedad. 

Antes de apresurarnos a corregir, debemos intentar APRECIAR, porque hay veces que vemos sólo un desequilibrio y no aquello que ese desequilibrio está tratando de compensar o equilibrar. 

Recuerda, observar con el ánimo de apreciar va mucho más allá de lo que podemos ver al valorar porque como profesionales del ejercicio físico para la salud, la prevención y la recuperación funcional debemos ser capaces de INTERPRETAR.