diapo educator.001

Educator, más allá de las típicas bolas chinas.

Una de las preguntas que más nos repiten a lo largo del tiempo en el curso de “Pelvis y Periné” y en los talleres “Las Tardes de Periné” que imparto junto con Ibai López es siempre la misma:

 

¿Cuál es para vosotros la mejor manera de trabajar el Suelo Pélvico y el Periné?

 

La respuesta es siempre muy parecida, para nosotros es importante descartar cualquier disfunción de suelo pélvico antes de empezar a entrenar ésta zona de nuestro cuerpo, fuerte y delicada a la vez. Esto se consigue a través de una valoración de suelo pélvico realizada por personal sanitario especializado en éste tema, ya que ni entrenadores, licenciados, técnicos deportivos y demás profesionales del mundo de la actividad física y el deporte tenemos ésta competencia.

 

Una vez hecho esto, sin duda es muy importante que la persona tome consciencia de ésta parte de su cuerpo y aprenda a relajar y contraer su suelo pélvico de forma consciente con ayuda de la respiración y la relajación. Y aunque es cierto que la mayoría de nosotras tendemos a perder el tono muscular, ya sea porque practicamos deportes de impacto, por un embarazo y su correspondiente parto, mala actitud postural, estreñimiento y tos crónica, entre otras muchas causas, también es cierto que hay muchas mujeres que presentan hipertonía en esta musculatura y para ellas lo imprescindible es poder relajar para tener sensaciones más que tonificar y contraer.

 Lo imprescindible es poder relajar para tener sensaciones antes de tonificar y contraer.

Una vez que la persona es capaz de relajar y contraer su suelo pélvico en distintas posiciones, puede ser interesante trabajar con algún tipo de dispositivo que fácilmente podemos encontrar en el mercado. Para mí sin duda uno de los mejores para que la persona trabaje con seguridad en una primera etapa del entrenamiento de esta musculatura cuando está sola en casa (además de la relación calidad-precio) es el Educator, también conocido como Periform. Está formado por una perilla dura en forma de tampón que se introduce en la vagina y una antena que se queda por fuera a modo de biofeedback, de forma que la persona desde el principio es consciente de si contrae bien o mal su suelo pélvico, tarea ideal que puede desarrollar de forma individual en casa los días que no tenga sesión con nosotros e incluso como complemento.

 

Tal cómo se indica en el dibujo, al hacer una buena contracción del suelo pélvico, la antena del Educator tiene que descender, ya que el embudo que forma la musculatura del suelo pélvico asciende hacia el abdomen al contraerse y al relajar dicha musculatura la antena vuelve a su posición de inicio, es decir se eleva.

Neen_Educator_2

Si por el contrario al contraer la antena del Educator se eleva, nos indicará sin lugar a dudas que no se está haciendo una buena contracción sino que por el contrario se está empujando hacia abajo, enviando mayor presión a la musculatura del suelo pélvico y el periné o que incluso estamos solicitando la contracción de otros músculos vecinos del suelo pélvico como pueden ser glúteos, aductores u obturadores entre los más comunes. Esto es más común de lo que podemos pensar, sobre todo en aquellas mujeres que nunca han dado la más mínima importancia a esta parte de su cuerpo, que para mí es sin lugar a dudas nuestro punto débil.

 

Pero no me puedo despedir sin recordaros que ¡el mejor trabajo de suelo pélvico que podemos hacer es a través del orgasmo y de una sexualidad sana y disfrutada!.

 

One thought on “Educator, más allá de las típicas bolas chinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>