fascia toracolumbar_estabilidad

Fascia toracolumbar: conexión fibro-aponeurótico-fascial que aumenta la estabilidad lumbar

En el dorso encontramos dos grupos principales de músculos: los encargados del movimiento, conocidos como músculos extrínsecos del dorso, son los que habitualmente se clasifican como músculos superficiales e intermedios y que guardan relación con los miembros superiores y la respiración; a nivel profundo, se localizan los conocidos como músculos intrínsecos encargados de mantener la postura y controlar los movimientos de la columna vertebral propiamente dicha (Agur y Grant, 2011; Bogduk, 2005; Clemente, 2011; Drake, 2015; Schünke, Schulte, Schumacher, Voll y Wesker, 2010).

 

Centrándonos en la columna lumbar y para simplificar la descripción de la organización del sistema muscular en esta región, utilizaremos una clasificación funcional de los grupos musculares encargados de dar soporte y estabilidad: los músculos extensores, los flexores, los flexores laterales y los rotadores. Independientemente de su localización, diversos músculos forman el complejo estabilizador activo de la espalda baja, como por ejemplo: los músculos del canal transversoespinoso (erector spinae) , la musculatura anterior de la columna (grupo femoroespinal: psoas e iliaco) y los músculos abdominales (grupo iliotorácico: músculos anchos del abdomen) (Dufour, 2004; Kapandji, 2012).

 

Conectando todas esas estructuras encontramos la fascia toracolumbar (FTL) que, está formada por tres láminas (anterior, media y posterior), dos de las cuales, la  lámina media y la posterior, encuentran inserción tanto en los procesos transversos como espinosos de las vértebras lumbares, rodeando a la musculatura epiaxial, creándose un rafe que servirá de anclaje para las aponeurosis de los músculos abdominales anterolaterales: oblicuo externo (OE), oblicuo interno (OI) y transverso del abdomen (TrA) (Willard, Vleeming, Schuenke, Danneels y Schleip, 2012).

 

La contracción de los músculos relacionados con este complejo fibro-aponeurotico-fascial detalladamente descrito y documentado por Willard et al. (2012) aumenta la tensión fascial, permitendo un aumento la estabilidad raquídea. Esta idea ya fue descrita por Poterfield y De Rosa (1998) para la contracción del cuadriceps que resulta en un engrosamiento del músculo con el consecuente efecto “empuje” sobre las paredes de la fascia lata que lo envuelve creando un aumento en la tensión de los tejidos fasciales que contribuyen a la estabilidad de rodilla, cadera y columna lumbar. Según Bogduk (2005) la FTL puede potencialmente causar dolor e inestabilidad, y de acuerdo con Heredia, Peña, Da Silva e Isidro (2015), hay suficiente literatura para sostener el papel funcional, desde una perspectiva biomecánica y también fisiológica de las fascias lumbares en el control segmentario en los tres planos de movimiento, la propiocepción, la generación de tensión y mejora de la eficiencia de la contracción muscular paravertebral, transferencia de fuerza y protección de la articulación sacroilicaca, entre otros.

 

 

Bibliografía:

 

Agur, A. M. R.; Grant, J. C. B. (2011). Grant’s Atlas Of Anatomy. (13th ed). Ed. Philadelphia: Wolters Kluwer Health/Lippincott Williams & Wilkins.

 

Bogduk, N. (2005). Clinical Anatomy of the Lumbar Spine and Sacrum. 4th ed. Elsevier; London, UK.

 

Clemente, C. D. (2011). Anatomy: a regional atlas of the human body. (6th ed.) Ed. Philadelphia: Wolters Kluwer/Lippincott Williams & Wilkins Health.

 

Drake, R. L. (2015). Gray’s Anatomy For Students. 3rd ed. Elsevier; Philadelphia; Churchill Livingstone.

 

Dufour, M. (2004) Anatomía del Aparato Locomotor. Tomo 3. Cabeza y tronco : Osteología, artrología, miología, aparato fibroso, neurología, angiología, morfotopografía. Masson.

 

Kapandji, A. I. (2012).  Fisiología Articular, Tomo 3: Tronco y raquis. 6ª Ed. Panamericana.

 

Porterfield J.A.; DeRosa C. (1998) Mechanical low back pain. Perspectives in functional anatomy. Philadelphia, PA:WB Saunders.

 

Schünke, M.; Schulte, E.; Schumacher, U.; Voll, M.; Wesker, K. (2010) Prometheus. Texto y Atlas de Anatomía. 2ª ed. Ed. Médica Panamericana.

 

Willard, F. H.; Vleeming, A.; Schünke, M. D.; Danneels, L.; Schleip, R. (2012). The thoracolumbar fascia: anatomy, function and clinical considerations. Journal of Anatomy, 221(6), 507–536.

 

Heredia, J.R.; Peña, G.; Da Silva, M.; Isidro, F. (2015) La Fascia Toraco-Lumbar: descripción y rol en la estabilización del core [Mensaje en un Blog]. Recuperado de http://g-se.com/es/salud-y-fitness/blog/la-fascia-toraco-lumbar-descripcion-y-rol-en-la-estabilizacion-del-core

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>