De la fascia a las vísceras y el movimiento – MADRID 2018

COMPETENCIA PROFESIONAL GENERAL:

En el cuerpo humano todo está conectado y nuestra tarea es interpretar esas conexiones y su relevancia anatómica en relación, no solo con la motilidad visceral, sino con el movimiento y el ejercicio físico que tan importante es para la salud de la persona.

COMPETENCIAS PROFESIONALES ESPECÍFICAS:

  1. Entender la coexistencia de fuerzas mecánicas.
  2. Interpretar las conexiones y su relevancia anatómica en relación con el movimiento.
  3. Estudiar la capacidad de contracción propia del sistema fibroso que ante ciertas situaciones, gestos o hábitos de entrenamiento inadecuados, es capaz de forzar estados de dolor, desequilibrio y un mal reparto de las tensiones.

CARGA HORARIA: 16 h

CONTENIDOS:

Este curso ofrece un análisis detallado de los componentes fibrosos de la cavidad ventral y sus paredes en relación con la respiración y el movimiento.

A lo largo del curso combinaremos la teoría con prácticas de movimiento para ver, sentir y movilizar las relaciones fasciales de los cajones torácico y abdominal. La disposición de los planos fasciales expone una
organización en la que planos finos, densos y fibrosos se alternan con planos más gruesos y laxos que se adaptan y dan respuesta a las demandas funcionales de la región en la que se localizan.

TEMARIO ORIENTATIVO:

  1. Describir, en términos generales, la función básica de los órganos.
  2. Describir, en términos generales, la función básica de los sistemas.
  3. Identificar el tamaño y la ubicación general de los órganos.
  4. Entender cómo estas estructuras interactúan entre sí.
  5. Cuánto, cómo y por qué interactúan las vísceras tanto en la estática como en la dinámica.
  6. Identificar las relaciones fasciales de estructuras importantes del cuerpo, entre ellas: los pulmones, el corazón, el hígado, el estómago, y las vísceras de la pelvis.
  7. Análisis detallado de los componentes fibrosos de la cavidad ventral y sus paredes en relación con la respiración y el movimiento.
  8. Implicaciones fasciales de las vísceras en el movimiento.
  9. Identificar el corazón como una estructura anatómica en relación directa con los pulmones y el diafragma.
  10. Organización de los grandes vasos en tórax y abdomen.
  11. Relaciones entre miofascia abdominal, fascia visceral y movimiento.
  12. Implicaciones posturales sobre la fascia de las vísceras.
  13. Implicaciones de los movimientos sobre la fascia visceral.
  14. Integración de los modelos de cadenas musculares a la teoria fascial descrita sobre las vísceras y sus fascias tanto en la terapia como en el entrenamiento.
  15. Q&A.

IMPORTANTE: Este curso forma parte de los 8 seminarios (teórico prácticos de Noviembre 2017 a Junio 2018) sobre el concepto fascial, la liberación miofascial y su aplicación al ejercicio terapéutico y el movimiento.


Plazas MUY limitadas!! 

10 Becas Disponibles por orden de inscripción.
Si has realizado cursos de Ibai con anterioridad te los convalidamos
Más información e inscripciones:
info@integritty.es
Tlf:600 44 17 16

Fechas: 

27 Octubre: “Descubriendo la Red Fascial”
28-29 Octubre: “Columna Vertebral y Fascia”
24-26 Noviembre: “Respiración, Core y Fascia”
20-21 Enero :”Pelvis y sus Fascias”
23-24 Febrero:”Fascia en las extremidades superiores”
24-25 Febrero: “Fascia en las Extremidades Inferiores”
17-18 Marzo Conexiones Fasciales Funcionales
26-27 Mayo: “De la Fascia a las Visceras y el Movimiento”
Junio: Exámenes y acreditaciones.

08_DE LA FASCIA A LAS VISCERAS Y EL MOVIMIENTO_EFMH_Ibai Lopez

Siguiendo los caminos fasciales hasta las vísceras de Margot

En el octavo día de nuestro Intensive Dissection Workshop con Gil Hedley y Julian Baker llegaba el momento de viajar al mundo visceral. Hacerlo nos puede llevar de vuelta a las emociones, a lo vivido durante el estudio de la fascia superficial.

Prometheus_Atlas of Anatomy_Latin nomenclature_2008_Anne M. Gilroy 2

El motivo puede deberse, como explica Jennifer Ackerman en su libro Sex, Sleep, Eat, Drink, Dream a que: ” Somos nuestro cuerpo. Nos sostiene y nos mantiene. Nos limita y nos controla, nos encanta y nos repugna. Y sin embargo sus actividades, son en general, un misterio. Es un hecho: todos somos conscientes de nuestro cuerpo en mayor o menor medida, sumamente conscientes de nuestra apariencia física – la simetría y las arrugas de la cara, la curva del torso, las redondeces de los muslos, el michelín de la barriga, los pies hinchados -. Pero, ¿cuántos de nosotros comprendemos el drama que se desarrolla en su interior?. Como dijo San Agustín, nos maravillamos ante las cumbres montañosas y el curso de las estrellas, y sin embargo, pasamos de largo ante el milagro de nuestra vida interior sin asombrarnos. En la salud, el cuerpo a veces funciona con tal suavidad que casi olvidamos su existencia. La mayoría de las veces es algún fallo o trastorno el que llama nuestra atención. De hecho, muchos de nosotros pasamos el tiempo tratando de no saber lo que ocurre en el interior. La falta de noticias son buenas noticias.Y no es así ”

 

En la salud, el cuerpo a veces funciona con tal suavidad que casi olvidamos su existencia. La mayoría de las veces es algún fallo o trastorno el que llama nuestra atención. De hecho, muchos de nosotros pasamos el tiempo tratando de no saber lo que ocurre en el interior. La falta de noticias son buenas noticias.Y no es así. – Jennifer Ackerman -

El brazo de Margot ha sido un fantástico territorio para entender la organización de las capas de fasciales que expanden su entramado hasta abrazar y proteger las estructuras vasculares y nerviosas que viajan desde la profundidad hacia el exterior.

 

Dedicándole algo de tiempo, mucha atención y varias cuchillas en el bisturí (tened en cuenta que si queremos hacer un trabajo minucioso, según la zona en la que estemos trabajando, se pueden llegar a usar hasta 50 cuchillas por mesa en un día), hemos podido liberar a la arteria y a la vena braquial junto con los nervios mediano y ulnar, siguiéndolos por el antebrazo hasta la mano. Poder deslizarme por ellos, sentir la lámina de tejido conjuntivo a los vasos a la vez que mi mano izquierda encontraba las diferentes texturas del tabique intermuscular y el la membrana interósea con los dedos indice y corazón ha sido algo espectacular. Just amazing!

 

Imagina ahora a que punto puede llegar la apreciación de esta organización fascial cuando me puse a separar cada uno de los vasos y nervios con los dedos, sintiendo la expansión de las conexiones en una región como la de nuestro brazo o codo que por un abuso y mal uso puede ocasionar problemas. Y qué decir del momento de excarcelar al nervio mediano de su cautiverio carpiano…

 

Prometheus_Atlas of Anatomy_Latin nomenclature_2008_Anne M. Gilroy

 

Todo este proceso de exploración me lleva más allá del hecho de que tenemos extremidades óseas formadas por los huesos que interactúan con las extremidades musculares, en las que mediante la fascia (incluyendo aquí endo-, epi-, peri-, como fascia) logramos  una continuidad en las individualidades anatómicas llamadas músculos y que los libros se empeñan en mostrarnos por separado (algo muy útil para su aprendizaje, pero sin lógica en la realidad dinámico – espacio – temporal del movimiento). Por último, tenemos unas extremidades vasculares, linfáticas y nerviosas que llegados a este punto podemos expresar como son como los brazos y las piernas de nuestro corazón. Imagina por un momento la arteria aorta y la vena cava como si fueran la columna vertebral de tu “esqueleto vascular”…

El siguiente paso ha sido abrir la caja torácica de Margot para adentrarnos en el espacio más interior, llegando a los tejidos y órganos que , de no ser por la cicatriz de su pecho (resultado de una más que probable cirugía torácica) esta sería la primera vez que iban a ver la luz.  A pesar de esto, se trata de un momento con una magia especial.

 

Ana ha logrado separa el hemitórax derecho manteniendo la pleura prácticamente intacta para intentar repetir la experiencia de llevó a cabo el año pasado a través de una pequeña ventana abierta a través de os intercostales de William. El primer intento no dio los resultados esperados, pero creo que mañana cuando lo repitamos podamos ver mejor la interacción entre el pulmón y la pleura de Margot gracias a una rehidratación con el spray de agua y alcohol que he aplicado antes de cerrar el humidor.

 

humidor

 

Una carrera para seguir fivefingering Escocia seguida de una cena con Gil, Oliver, Caroline, Kristen, Natasha, Anoushka, Fiona, Charlie, Gill, Ana en Mitchell’s ha sido nuestra forma de acabar el día.

IMG_1432

Como broche final, un trocito de cheese cake en el salón de nuestro apartamento antes de volver a la habitación para escribir las últimas líneas de esta nueva aventura con otros Somanauts.

FullSizeRender

Para no perder las buenas costumbres…, ¿qué os parece si nos vemos mañana a la hora del té?

 

Pleura, respiración y cómo un transverso del abdomen hipertónico puede convertirse en un factor limitante para la dinámica pulmonar. St Andrews Intensive Dissection Workshop 2015

Nuestra exploración de ayer se adentró en el maravilloso mundo de las vísceras. Nos adentrábamos en un mundo que nos permitiría estar otros diez días más en el laboratorio y aun así no terminar. Eso es lo bonito, que nunca termina y la lección está en encontrar la satisfacción en lo incompleto, porque no hablamos de aprendizaje sino de proceso de aprendizaje.

Eso es lo bonito, que nunca termina y la lección está en encontrar la satisfacción en lo incompleto, porque no hablamos de aprendizaje sino de proceso de aprendizaje. Educación funcional…

Para proceso, el que Ana había seguido sobre los esponjosos pulmones de William, rosados, con algunos matices de gris carbono demarcando el territorio de los lóbulos. Ana tuvo la paciencia y el pulso para conseguir enseñarnos prácticamente la totalidad de la pleura. Mágico, como el brillo de sus ojos al ver su tarea contemplada, fue poder disfrutar del deslizamiento de pulmón y pleura, esta vez con las manos haciendo de caja torácica, sintiendo la fuerza del pulmón al vaciarse debido al elástico pulmonar. Gracias a Julian pudimos disfrutar de unas imágenes con una cámara de aumento. I F***ing Love Science!

 

Mágico, como el brillo de sus ojos al ver su tarea contemplada, fue poder disfrutar del deslizamiento de pulmón y pleura, esta vez con las manos haciendo de caja torácica , sintiendo la fuerza del pulmón al vaciarse debido al elástico pulmonar.

 

PLEURA

 

El principio de anatomía integral que habíamos seguido en nuestro grupo hasta entonces nos dejaría ver la continuidad de la pleura parietal con la fascia del diafragma y del músculo transverso del abdomen

Esta aproximación única a las membranas serosas de la cavidad torácica dejó a la vista el espacio costodiafragmatico posterior y el principio de anatomía integral que habíamos seguido en nuestro grupo hasta entonces nos dejaría ver la continuidad de la pleura parietal con la fascia del diafragma y del músculo transverso del abdomen (TrA). Viendo esto es fácil entender cómo el exceso de tono en el transverso del abdomen y los músculos abdominales anteriolaterales puede convertirse en un factor limitante para la dinámica pulmonar.

 

Si además pensamos de forma global y basados en la evidencia anatómica, aceptamos que el el término Core incluye a los músculos del suelo pélvico entre otros, lo mismo ocurrirá con un exceso de tono en esta musculatura. Espera, ¿suelo pélvico como factor limitante del patrón respiratorio?. Si, y si seguimos haciendo conexiones, obturador interno, glúteo máximo (GMax) y fascia toracolumbar… Bingo, acabamos de unir en una frase y de ver las conexiones en el laboratorio de anatomía de los trendictopics del momento y puede que de la década: #ThoracoLumbarFascia , #Glutes , #PelvicFloor , #Breathing

 

Acabamos de unir en una frase y de ver las conexiones en el laboratorio de anatomía de los trendingtopics del momento y puede que de la década: #FasciaToracoLumbar , #Glúteos , #SueloPélvico #Respiración.

 

Oliver y Ray llevaban toda la mañana callados, demasiados callados… . No era para menos, y es que estaban apunto de conseguir diferenciar las extremidades inferiores viscerales. Ahora podríamos trabajar con William visceral  y con William estructural, y solo nos quedan 2 días. Keep calm and dissect slowly.

 

022_Andreas Vesalius_Tertia_Figura_Integra_Arteriae

 

La tarde pasó volando con varias tareas.

La primera fue el trabajar con la musculatura suprahioidea y la lengua, liberándola de la mandíbula y el paladar blando. Después del trabajo del día anterior y una hora de trabajo la tarde de ayer, teníamos ante nosostros la imagen de una rosa en la que los músculos supraihoideos junto con la lengua y la epiglotis hacían de pétalos, la traquea el tallo y la musculatura infraihoidea las hojas del tallo. Qué mejor regalo anatómico podía hacernos hoy William que la flor de la voz y la expresión de las emociones. Este William está hecho todo un romántico.

 

rose_PNG651

Teníamos ante nosostros la imagen de una rosa en la que los músculos supraihoideos junto con la lengua y la epiglotis hacían de pétalos, la traquea el tallo y la musculatura infraihoidea las hojas del tallo. Qué mejor regalo anatómico podía hacernos hoy William que la flor de la voz y la expresión de las emociones.

La segunda fue la toma de contacto con el compartimento abdominal. El abordaje a este espacio es siempre especial. Silencios, miradas, momentos de desorientación buscando referencias para volverse a ubicar, búsqueda de respuestas que quizás en William no podamos encontrar…

 

Es el momento de tomarse el tiempo que sea necesario para observar, relacionar, analizar y dejarse sorprender por cómo el yo visceral se adapta al yo estructural y viceversa, dos mundos sistemáticamente separados por el cerebro humano par  su estudio y análisis, pero que funcionan como un todo. Ante nosotros la fábrica  donde se lleva a cabo la química de la vida, la bioquímica para hacer posible que la fisiología de frutos funcionales. De hecho, parte de las vísceras de William se encontraban ligeramente desviadas hacia la derecha, como si compensaran el hecho de que su marcha se hubiera visto alterada por la prótesis de cadera.

 

Somos movimiento. El movimiento nos da forma y vida: moveo ergo sum

 

Nuestra joven y brillante compañera Sveva, con tan solo 23 años, nos dejó con la boca abierta compartiendo una infinitésima parte de su conocimiento en anatomía patológica. Cuando habló, fue como si se abriera el cielo con información valiosísima para entender parte de lo que podíamos ver y palpar.

 

A las cinco llovía, así que la tarde se presentó perfecta para empezar a hojear un libro que me recomendó Sveva y del que ahora ya solo me quedan 1460 hojas por leer ;-)

Lectura Anatomía Patológica

Un abrazo desde las Tierras Bajas de Escocia y hasta mañana a la hora del té !

DESCUBRIR UN TUMOR PLEURAL – MESOTELIOMA: Intensive Dissection Workshop (Edimburgo 07.2013)









Hoy empezaré hablando de mi grupo.

Chris, Jenny, Emma, Joanne, Sheila, Or y Alex. Gracias a ellos estamos consiguiendo sacar adelante proyectos muy interesantes, aprendiendo de todos y cada uno, compartiendo para seguir aprendiendo.

Gracias a ellos no estamos solos en esta aventura.

En días como estos es bueno estar en un grupo. Vamos a ir un poco más allá en nuestra exploración. Esto nos motiva a todos, pero lo cierto es que tocar esta capa no es igual que tocar un músculo. 


En el músculo, la mano sale disparada señala el con el dedo y tocando si temor, sólo falta la voz de tus padres diciendo: “Ibai, no apuntes con el dedo”.

Sin embargo, las vísceras y su fascia  son harina de otro costal. No tocamos igual. Lo hacemos tímidamente, como si no quisiéramos romper nada


Visitar las vísceras es como cuando alguien te invita y abre las puertas de su casa para tí por primera vez. Cuando vas por los pasillos reconoces los muebles porque los has visto en fotos que alguna vez te ha enseñado, incluso te fijas en pequeños detalles de la decoración, pero te mueves con cuidado, sabes que cualquier movimiento brusco podría romper algo, y eres consciente de que tu cuerpo no se ha adaptado las proporciones del espacio. 

Como os dije, nuestro grupo estaba atareado con la empresa de Emma, Joanne y Jenny que consistía en intentar diferenciar y separa la cintura escapular y la extremidad superior con todos sus músculos

Les dejamos la mañana a las chicas mientras que el resto nos repartimos por las mesas de los otros grupos para ver, oír y palpar las relaciones fasciales del cajón torácico y abdominal.

Aunque no os lo conté, antes de ayer Gil, poco antes de acabar el curso por la tarde logró diferenciar todo el contenido visceral de Shiny, desde la lengua hasta el perine. Era cómo un gran globo. Todo nuestro mecanismo fisiológico en un saco. Espectacular.

Esto dejó a la vista los psoas y los iliacos de Shiny, que con su tamaño y altura eran considerables. Dos pilares en toda regla, dignos del mejor templo de la Grecia de Hipócrates, sujetando la acrotera craneal a través del tímpano torácico con la ayuda del friso vertebral,  una curiosa estructura formada por múltiples componentes osteo – disco – ligamentarios que le dotan de flexibilidad y movilidad, a la que llamaremos columna.

Sin dejar que esta columna le quitara protagonismo alguno al psoas, no pude evitar fijarme en lo que a simple vista parecían unos osteofitos pensando:

”Pero Shiny, que escondías ahí”. “Tu cuerpo generó hueso a nivel torácico dirección a la arteria aorta, vena cava, nódulos linfáticos…”.

“Esto no tiene sentido, tu cuerpo no era idiota y sabía perfectamente que cualquier compresión u obstrucción en uno de sus conductos traerá consigo atascos interminables (como cuando en la carretera hay un pequeño accidente, la via se colapsa y tu que vas cual glóbulo rojo en tu coche te preguntas ¿pero qué pasa ahí delante?, y al llegar te das cuentas de que no era prácticamente nada. Así es nuestro cuerpo. Así funciona, tan simple pero tan complejo a la vez).

Esto me llevó a reflexionar que la postura de Shiny fue parte de problema, su mediastino tirando de los vasos, los vasos tirando de las vértebras, tanto solicitar tracción en un punto que su cuerpo, para complacerle, hizo lo que le estaban pidiendo: reforzar esa zona de gran demanda para aguantar.


Esto hay quien lo llama enfermedad degenerativa de los huesos, otros dicen que es por la edad… . Yo pienso que es debido a la idiotez. Una idiotez que nace del desconocimiento, un desconocimiento de nosotros mismos, que somos incapaces de reconocer, aceptar y cambiar, buscando entonces la ayuda o la opinión de otros que optan por la medicación, el tratamiento…

De repente, unos gritos de júbilo me sacaron de mis pensamientos. Me giré y pude ver a Jenny con una sonrisa que mostraba alegría y satisfacción en su cara. Las chicas habían conseguido sacar adelante su proyecto.

!Enhorabuena chicas!. Al lograrlo ya teníamos esqueleto axial y esqueleto apendicular totalmente diferenciados. 

Me acerque hasta la mesa y al mirar hacia ella, lo que vi trajo una imagen a mi cabeza: 


  

El trabajo tan bien hecho por de chicas había dejado a la luz la musculatura profunda de la espalda y al instante alguien señalo hacia una zona en la fascia profunda que la recubría donde había una marcada acumulación de fibras de colágeno.


Entonces pensé: ”Así qué esto es al aspecto que tiene esta capa debido a una postura en la que los hombros están echados hacia adelante, la cabeza anteriorizada y la caja torácica hundida creando tensión en esa zona. Mmmm, no dejo de aprender. Thanks Joy!”

La tarde empezó con un hayazgo maravilloso, los músculos suboccipitales. Pero qué pequeños son y que importantes para regular nustro control postural. Un placer conoceros “cuadrilla”.

Pero la tarde traería la vivencia que más hondo me ha tocado de todo el curso. Tanto que al terminar sentí la necesidad de salir a correr, sentir el aire, el verde de la hierba, la arena,  ver el mar… . Necesitaba sentir la vida, la mía y la de el resto, mirar al cielo, a la tierra, perder la mirada en el horizonte del océano, y escuchar el romper de las olas en la orilla de la playa. Necesitaba tocar la arena, el cesped, las paredes de roca al pasar.


Ayer descubrimos el tumor de Joy


  • El tumor por el que perdió sus dos pechos.

  • El tumor por el que perdió su útero.

  • Ese tumor que le hizo pasar dos meses en la cama.

  • El mismo tumor que le impedia respirar.

  • El mismo tumor que impedía que su corazón latiera como el de los demás.

La primera pregnta al encontrarnos algo que no reconocimos adherido o mejor dicho desarrollado en su pleura izquierda y adherido a la pared de la caja torácica como no os podrías ni imaginar, fue : ¿Pero, qué hace esto aquí?.


La segunda, no fue una pregunta, fueron una serie de miradas, frases entrecortadas, cabezas que se giraban de golpe apartando los ojos de la realidad, aunque ya pasada, pero realidad de la que todos tenemos algún caso más o menos cercano y que nos encoge por dentro solo de pensar.

Estábamos ante un mesothelioma pleuro – pericárdico.


A pesar de todo ese dolor, otra vez más esta semana, Joy nos hizo un regalo. Nos dió la oportunidad de ver algo para entender mejor una enfermedad tan actual, cómo se puede desarrollar en nuestro interior y entonces pensar cómo nuestro trabajo puede ayudar.


Acabo de leer el parrafo anterior y me he dado cuenta que lo he escrito utilizando “NOS” cuando en realidad quiero decir “ME”, pero mi cabeza aún no ha asimilado todas las emociones de ayer y por eso me refugio en el NOS, en el GRUPO con el que viajo esta semana y que está ahí en momentos como estos, para poder mirarnos y saber que estamos juntos en esto. 

Para nada ha sido una mala experiencia, tan solo profunda, muy profunda, y tan tan personal… 

Una lección más para el capítulo de MI vida.


Gracias Joy

Hasta la próxima entrega… (como siempre, a la hora del té)