Tu derecho al bienestar: tu responsabilidad para con tu organismo

Como dice Piedad Bonnett: “Se educa para el éxito, no para la felicidad personal”

Pero ante este panorama, todos y todas podemos hacer algo. Es nuestra responsabilidad social (recuerdas que quería decir responsabilidad o eres de los que sólo quieren escuchar y participar si se habla derechos).

Para tu salud es lo mismo…

Tu derecho a esta bien, tu derecho al bienestar, nace de tus responsabilidades para con tu cuerpo, mejor dicho organismo

Para nada quiero que suene a reproche. Sólo quiero que te quieras y si tu estas bien, podrás hacer que otros estén bien y si todos estamos mejor podremos pensar felicidad (sin tener que soñar con ella), podremos educar para ser feliz sin basar esa felicidad que no conocemos, que añoramos, en el éxito. 
Para esto también #somosmovimiento , podemos hacer #educaciónfuncional

Estas aquí para ser feliz. Vive, ama, ríe, muévete y comparte tu felicidad. 

Matemática corporal, anatomía y sus aplicaciones

La matemática corporal, esa que hace que el estudio de la anatomía en ocasiones se reduzca a nombres, números, orígenes e inserciones, apartando el aprendizaje de todo principio educativo para centrarse en la memorización, también aporta información relevante. 

Podemos encontrar cosas interesantes dentro de esa matemática, por supuesto, como por ejemplo que nuestro cuerpo tiene:

  • 639 músculos con nombre.
  • +/- 6 trillones de fibras musculares.
  • Y que 1 fibra puede soportar 1000 veces su propio peso.


Curioso, ¿verdad?, pero ante esto debemos preguntarnos:

  1. ¿Esta es nuestra sociedad del conocimiento?.
  2. ¿Qué haces tú con esta información, con estos datos?.
  3. ¿Qué aplicación tiene?.

El cambio está en nuestra mano, porque otra forma de aprender es posible,viviendo, amando, compartiendo, y no solo memorizando.

Empecemos pues por ahí. ¿Qué te aporta a ti esta información, esta publicación que acabo de hacer?.

La historia nos ha demostrado que sin cambio cultural, no habrá evolución Social, revolución social (pensemos en la imprenta o en internet). Únete al cambio con solo un Click suena a eslogan publicitario, pero lo cierto es que lo tienes a solo un Click, y por eso te agradezco que estés ahí y que siempre hagas ese gesto activando parte de esas cerca de 6 trillones de fibras musculares que nos conectan en la red y que hacen que el conocimiento o una simple reflexión lleguen aun mas lejos. 

Año nuevo, tiempo de nuevos propósitos…, no dejemos que se queden solo en propósitos. Como dice una canción de Doctor Deseo “atreverse a transformar todo aquello que nos jode”. 

Feliz miércoles y como diría Heráclito ta panta rhei (Τα Πάντα ῥεῖ ).

Tu derecho a estar bien: tu responsabilidad para-con tu organismo.

Como dice Piedad Bonnett: “Se educa para el éxito, no para la felicidad personal”
Pero ante este panorama, todos y todas podemos hacer algo. Es nuestra responsabilidad social (recuerdas que quería decir responsabilidad o eres de los que sólo quieren escuchar y participar si se habla derechos).
Para tu salud es lo mismo. Tu derecho a esta bien, tu derecho al bienestar, nace de tus responsabilidades para con tu cuerpo, mejor dicho organismo. 
Para nada quiero que suene a reproche. Sólo quiero que te quieras y si tu estas bien, podrás hacer que otros estén bien y si todos estamos mejor podremos pensar felicidad (sin tener que soñar con ella), podremos educar para ser feliz sin basar esa felicidad que no conocemos, que añoramos, en el éxito. 
Para esto también #somosmovimiento , podemos hacer #educaciónfuncional
Estas aquí para ser feliz. Vive, ama, ríe, muévete y comparte tu felicidad. 

MARCHA HUMANA Y EVOLUCIÓN. Dime de dónde vienes y te diré quién eres.

Los humanos nos caracterizamos por buscar culpables y no soluciones. Es más, somos especialistas en evadir responsabilidades.


Parece que todos tenemos algo de político dentro, siempre en la oposición exigiendo responsabilidades a nuestro cuerpo por lo que “fíjate tú lo que me ha hecho”, “mi cuerpo, toma decisiones y encima sin avisar”, y al mismo tiempo justificando todo lo que NO hacemos.

Educación Funcional para el Movimiento Humano_Marcha_Humana_y_Evolución.001



Para entender esta crisis, hay que entender el funcionamiento del sistema y a evolución del mismo.


Debemos ser conscientes de qué es lo que falla, lo que ha fallado y ser capaces de reconocerlo para poder empezar el cambio. El cambio que empieza por uno mismo.

Si le preguntamos a alguien si la marcha es buena para nuestra estructura, todas las respuestas tienen un común denominador: el impacto.

  • “Si, es buena, pero el impacto bla,bla,bla”.
  • “Qué va, el ser humano tiene problemas desde que dejó de desplazarse a cuatro patas. Al caminar erguidos hay más impacto en la rodilla y columna”.
  • “Para nada, o si no, mira los deportistas como acaban después de tanto impacto”.
  • “Bueno. Mira, yo desde que uso estas plantillas de gel con mi zapato de suela gruesa como el de los Masai que me hipermegaamortigua y me ayuda a absorber el impacto de cada paso voy mucho mejor”.


Lo primero, los Masai llevan el caucho de un neumático en forma de sandalia, sin amortiguación, que no te vendan la moto.


La diferencia entre los Masai y nuestra sociedad es que ellos saben desplazarse de forma mucho más ergonómica, mientras que nosotros hemos des-aprendido a caminar


Educación Funcional para el Movimiento Humano_Marcha_Humana_y_Evolución.002



Lo segundo, y más importante, es que la marcha fue un gran paso en la evolución del ser humano.


Educación Funcional para el Movimiento Humano_Marcha_Humana_y_Evolución.003


Liberar las manos nos permitió especializar una de ellas para el uso de los utensilios. Esta especialización hizo que un lado del cerebro se desarrollara y especializara para las labores motrices, dejando el otro para el lenguaje, la música, el arte.

Podemos decir que la lateralización es un factor crítico en el desarrollo de la inteligencia y a a vez hace posible que nos orientemos en el tiempo y en el espacio.


En la evolución, la contribución que ha hecho el hombre se puede considerar más funcional que estructural. El ser humano añadió el desarrollo lateral a la organización neurológica de su cerebro. Y todo porque un día se nos ocurrió bajar de un árbol y empezar a andar erguidos.





Después de esta reflexión, me hace gracia que ahora nos pensemos más funcionales que nuestros antepasados por mover ruedas de camión, cuerdas maromas, volver a caminar descalzos y recuperar el snatch, el clean, el squat frontal o el swing con bolas de hierro, por citar algunos movimientos que me vienen a la cabeza.

Educación Funcional para el Movimiento Humano_Marcha_Humana_y_Evolución.005


Si entrenas de esta manera, si haces que tus alumnos o tu entorno se entrene de esta manera, ¿te has parado a pensar qué es lo que este tipo de trabajo les puede aportar?, ¿has pensado por un instante qué tipo de beneficio le aporta este “nuevo” método de entrenamiento a la sociedad, a la humanidad?. O solo pones la música a tope para dejar fluir nuestro lado más animal. 


Yo no opino, observo, y de la observación es de donde surge esta reflexión.


Soy el primero al que le gusta entrenar, experimentar nuevas técnicas, aprender haciendo, pero siempre me cuestiono si esto les servirá de algo a las personas a quién se lo voy a recomendar, si me sirve de algo a mi. Resumiendo, si lo que hago es funcional.

Volviendo al tema de la marcha, me pregunto: 

  1. ¿Cómo es posible que semejante paso importante en la evolución para el desarrollo neurológico y ontogénico del ser humano sea el causante de problemas estructurales que podemos clasificar como “epidemia del siglo XXI”?.
  2. ¿Seguimos evolucionando o el ser humano ha llegado a un estado a partir del cual se dirige hacia su extinción? .
  3. ¿Debemos plantearnos la idea de ir todos a vivir a la Luna con gravedad cero y disfrutar de las vistas?.



Que no cunda el pánico. Una cosa está clara, y es que la marcha aporta un nivel de independencia que solo somos capaces de reconocer cuando por alguna razón nos vemos privados de ella.



Pero aun así, pese a lo importante que parece ser, siempre encontramos excusas, incluso cuando no nos las pide nadie:

  • “Uy majo, yo cuando tenía tus años hacía de todo, pero luego con la edad…; ya veremos que tal llegas tú a mis años; ya verás qué mal estás entonces y entenderás porque yo no hago nada”.
  • “El médico ya me dice que ande, pero…”.
  • “Ya se que tendría que salir más a andar, y bajar 15 kilos (hablando de kilos como si fueran gramos), pero es que tú no sabes lo que me duele a mi la lumbo-cérvico-torácico-abdomino-transverso ciática”.
  • O el clásico “Si ya se que me vendría genial, pero es que … no tengo tiempo”.

¿Me estás diciendo que no tienes tiempo PARA TÍ?, para cuidarTE, para regalarTE bienestar. Enctonces, ¿cómo quieres que alguien TE ayude, si en realidad eres TÚ quien no se quiere ayudar?


¿Quieres saber qué es lo que puedes hacer por ti?. ¿Quieres saber cómo puedes hacer que tu marcha genere menos impacto sobre tu estructura?…


Muy sencillo. No te pierdas el próximo artículo en el que intentaremos entender causas causantes y soluciones a las consecuencias de nuestro estilo de vida actual.

Y para responder a la pregunta de si “¿Debemos plantearnos la idea de ir todos a vivir a la Luna con gravedad cero y disfrutar de las vistas?”: 


A mi dadme gravedad y llamadme friki, que me quedo disfrutando en la Tierra, aprendiendo y educando con el movimiento, del movimiento y para el movimiento.


HASTA LA PRÓXIMA ENTREGA…, por y para tu BIENESTAR.